31 may. 2013

Reseña: Kes (1969) - Ken Loach


Título Original: Kes
Director: Ken Loach
País: Inglaterra
Idioma: Inglés
Año: 1968
Reparto: David Bradley, Freddie Fletcher, Lynne Perrie, Colin Welland, Brian Glover, George Speed
Solo, sin futuro, sin esperanzas. Así es como se siente Billy Casper, el héroe (¿o antiheroe?) de ésta película, que ocupa el lugar 3° lugar en las 50 películas que deberías ver a los 14 años, y el 7° en las 100 mejores películas británicas según el Instituto de Cine Británico.

Ésta película, considera la obra maestra de Ken Loach, ha dado sin duda mucho de qué discutir.
Principalmente ha creado un debate entre padres y educadores en cuanto a si esta película es apta para adolescente entre 12 y 15 años. En primera, por el tono tan oscuro de la película, la línea argumental un poco difusa y el final devastador y poco moralizante con que Loach termina el filme.
Billy es un chico de unos doce o trece años que vive en las zonas mineras de Yorkshire con su madre y su abusivo medio hermano. La ubicación de la película permite que se aprecie una variedad de dialectos y acentos de la lengua inglesa, aunque la verdad esto la hace casi imposible de entender sin subtítulos.
Billy está resignado a que al dejar la escuela deberá vivir en las terribles condiciones que le ofrece ser un minero. Esto da pie a que el chico sea desobediente, se meta en problemas, robe e incluso que haya formado parte de una pandilla --aunque cuando vemos la película él está intentando alejarse de esas malas compañías. Éstas razones son las que parecen hacer a Kes una película que los padres no quieren que sus hijos veas. Sin embargo, viendo más allá de lo obvio, nos damos cuenta de la razón por la que Billy tiene esa conducta.

Él es un chico emocionalmente abandonado, su madre lo describe como "un caso perdido", es víctima de abusos y maltratos por parte de su medio hermano, de sus maestros y de sus compañeros de la escuela, lo cuál lo hace un "inadapatado". Alejarse de la sociedad es en parte, una forma de protegerse de ella. Él mismo se tiene poco autorespeto y consideración.

Cuando descubre un nido de cernícalo "Kes" (una especie de halcón) decide que tomará uno e intentará amaestrarlo.
Lo que comienza como una mera curiosidad por tener y observar al animal de cerca es pronto lo que se convertirá en el único foco de luz y motivación del chico.

Tras robar un libro de adiestramiento de aves el chico pasa las tardes después del colegio con Kes, enseñándolo a volar y volver con él.
Las escenas que filman a Billy amaestrando al ave nos permite ver los paisajes rurales de Yorkshire, la naturaleza en la que el niño está en vuelto que sirve un poco como metáfora de esa libertad que añora, y nuevamente, del alejarse de la sociedad.
La responsabilidad de cuidar a Kes va produciendo un cambio en el chico, le permite tener más autorespeto e incluso llega a ser admirado en la escuela por su extraordinaria mascota, incluso, siendo reconocido y felicitado por un maestro --situación que nunca en su vida se había presentado--,
Mi parte favorita es, sin embargo, cuando Billy reconoce que Kes no es para nada una mascota, que él es un anima salvaje e indiferente a Billy. Él sabe que el ave no lo quiere --como muchos humanos suelen pensar con mascotas como serpientes, guacamayas, etc--y dice que si la tiene es porque le fascina verla volar y ser libre. Incluso, Billy expresa que está agradecido con Kes por haberle permitido cuidarla.

Es ahí en donde se ve la madurez emocional que Billy ha desarrollado, la conciencia por el otro y el respeto hacia otro ser vivo cuya naturaleza es ajena a los humanos.
Sin embargo, tras un incidente entre Billy y su medio hermano con una apuesta que el segundo pierde, la película nos da un final brutal y que a las audiencias jóvenes puede llegar a impactar (aunque sea ese el objetivo del film) por el trágico desenlace de Billy perdiendo a Kes.
¿Representa eso la perdida de lo que pudo ser un buen muchacho? Como ocurre en la vida, todos tenemos el potencial de ser personas de bien, incluso, personas grandiosa. Pero es nuestro medio y las experiencias vividas lo que nos afecta y va moldeando, sin que nos demos cuenta, lo que seremos.
Tras la pérdida de Kes no sabemos que fue de Billy ¿conservó aquella conciencia desarrollado, aquél sentido de responsabilidad? o por el contrario, al sentirse tan lastimado nuevamente, le dio definitivamente la espalda a la sociedad y regresó a la vida de crímenes y daños a gente ajena a su persona? Si el final queda tan abierto es, creo yo, para hacernos reflexionar sobre todas esas cosas.

Acompañada de algunas tomas que me fascinaron sobre la vida en Yorkshire, en la escuela y el campo, además de la actuación de David Bradley (Billy) es una de las películas de crecimiento (coming-to-age) que más me ha gustado, por todo lo que te hace pensar y por el desarrollo emocional de la historia.
David Bradley como Billy Casper
Yo sí creo que esta película la deberían ver más chicos, guiados por un profesor o un padre más informado, que los ayude en los momentos a veces un poco difusos de la peli (y que admitámoslo, a esa edad si algo está raro o difícil preferimos dejarlo de lado) para hacerse preguntar sobre ellos mismos, la etapa que cruzan y sobre todo, pensar en cómo lo que les ocurre hoy les puede afectar el día de mañana.

 + 1/2

29 may. 2013

Reseña: El Gran Gatsby - F. Scott Fitzgerald

Título Original: The Great Gatsby
Autor: F. Scott Fitzgerald
Año de publicación: 1926
País: Estados Unidos

Todo mundo conoce a Gatsby pero nadie sabe quién es. Es más, podría decirse que de sus invitados, realmente muy pocos han charlado con él y aún, casi todos se meten a su mansión sin que el anfitrión se los haya pedido. Ser un verdadero invitado de Gatsby es un privilegio de muy pocos.

La historia nos habla de Jay Gatsby, un excéntrico millonario del West Egg de Long Island y hasta ahí el resto es un misterio. Nadie sabe nada sobre su pasado, hay rumores de que asesinó a alguien y de que sus millones son productos de actos ilícitos. Gatsby es un mito, una leyenda viviente y ese misterio que lo envuelve es lo que atrae a las personas más adineradas de ese lado de Long Island a sus fiestas, llenas de decadencia y exceso.
Entonces tenemos a Nick Carraway, el treintañero que nos contará todo lo que sabe de Gatsby --y probablemente el único que sabe algo sobre él que no sean rumores-- y que además es su vecina.
Un día Gatsby invita a Carraway a una de sus fiestas y éste no se explica porque.  A lo largo de la novela nos damos cuenta de que la única razón por la que Gatsby mostraba algún interesés en el era por el pasado amoroso que compartía con la prima de Carraway, Daisy Buchanan, esposa de John Buchanan, quien posee una identidad de hierro, sin discusión, ciudadano de valores sólidos, que cree en la familia, la herencia, el patrimonio y la supremacía de la raza blanca y cuenta con una capacidad para imponerse y mantener a su esposa sometida.

Leo Di Caprio como Gatsby
Sin duda es una de las mejores historias de amor que se han escrito, pero no es la típica historia de amor, de hecho el amor queda como una excusa para poder mostrarnos la sociedad de los años veinte y el vacío de la vida de las clases altas de un Estados Unidos pre-crisis y también esa corrupción que sufre el amor cuando el dinero se atraviesa en el panorama, aplastando al espíritu joven y así cualquier cambio significativo que las generaciones nuevas puedan hacer al sistema de valores actual. 

Otra cosa es que Fitzgerald maneja el lenguaje de una manera que a uno puede dejarlo sin habla, regalándonos pasajes que nos hacen suspirar e incluso querer llorar, al dejar entre ver la soledad, el vacío y la tristeza y todo el empeño que ha puesto Gatsby en una sola cosa: recuperar el amor de Daisy. 

Dentro de la novela la psicología de los personajes es fundamental puesto que las apariencias son muy importantes dentro de aquellas esferas sociales (digamos que podrían ser los abuelos o bisabuelos de cualquier Serena vander Woodsen o cualquier Chuck Bass) y nos damos cuenta de los conflictos internos que hacen sufrir al peculiar círculo de amigos de Carraway, pero en especial la de Daisy y Gatsby.

Incluso, una de mis partes favoritas del libro es cuando Daisy le dice a su primo, haciendo referencia a su hija de unos dos años más o menos:

"Me alegra que sea una niña. Y espero que sea una tonta — eso es lo mejor que una niña puede ser en este mundo, una hermosa tontita”

Gatsby interpretado por diferentes actores
Puesto que Daisy es la típica chica joven que se casó con otro joven de buena posición que los padres aprobaron; un jóven que le ofrece una mansión, membresía para el club de golf, carros y diamante pero que simplemente la ve como un accesorio más que todo millonario debe tener: una esposa bella. En fin, es un matrimonio en dónde lo único que hay son dos fortunas que se juntan para crear un infortunio. Pero con esa línea ella nos deja ver cómo pese a todo, sabe las decisiones que ha tomado en la vida y ese sopor en el que se encuentra atrapada, ese sin sabor y falta de pasión por vivir, el cuál disfraza de dolores de cabeza y actitudes indiferentes, tras una máscara que debe usar de esposa de la familia americana perfecta.

¿Gastby logra recuperar a Daisy y esa felicidad idílica que compartieron en su juventud, cuando aún sus vidas parecían tener sentido y había sueños que alcanzar? ¿o el peso de la sociedad y de guardar las apariencias puede más que eso? 

Eso se los dejo a ustedes, para que lean esta novela que no por nada entra en la categoría de Gran Novela Americana. Una bella historia, con personajes que nos estremecen por sus vivencias, su pasados --que podrían ser el de cualquier--y de la añoranza por recuperar lo perdido.
¿Qué pensaba de su obra maestra Fitzgerald?

Este libro cambiara tu forma de ver el amor, el dinero y el precio de los sueños...


27 may. 2013

Las Tomboy! Íconos de la historia, la literatura y el cine


De pequeña odiaba los vestidos! Siempre me parecieron más cómodos los pantalones. Tampoco me gustaba que me peinaran: los moñitos y cloletitas me hacían sentir tonta, por eso mi mamá me cortó el pelo como niño. Amaba correr, jugar, ensuciarme y siempre llevaba tennis. Además, con dos hermanos, a veces era más divertido unirme a sus juegos que estar yo sola jugando al té.

Esa fue mi infancia...por qué fue así? por qué razón odiaba los vestidos? jajá, pues ni idea! Después llegó un momento en que comencé a ser "chica" y hola tacones y maquillaje. Dejé mi rudeza atrás, aunque hace poco me corté el cabello porque la verdad, ya me había chocado un poco tener el cabello largo (jeje me lo dejé crecer hasta tercero de secundaria).
En retrospectiva me doy cuenta que tuve una niñez divertida pero por ser niña (y ser confundida más de una vez como niño, lo cual odiaba a veces) caigo en cuenta de que era parte de una rara subespecie llamada TOMBOY.
Esa palabrilla la descubrí hace poco, pero desde entonces me siento más orgullosa de mi yo infantil! Es que por la vida, historia y literatura ha habido tomboys geniales. Aquí esta está pequeña lista de chicas que admirar, y todas con ese estilo a lo garçon.

Amelia Eartheart
Gracias a películas como Una noche en el museo 2 esta chica es más conocida, y me parece que ya tiene su propia pelpicula. La primera vez que escuché hablar de ella tenía unos 10 años. Me encantó la historia que estaba tras su persona: Ella fue la primera mujer piloto, no solo eso, ella quería darle la vuelta al mundo y lo estaba logrando! Lo que más me intrigó fue la manera en que murió. Mientras pasaba por unas islas su avión comenzó a fallar, además de que el clima no le ayudó mucho a maniobrar, lo que hizo que su avión se estrellase (hasta donde se sabe). Jamás se encontraron sus restos, ni restos del avión. Hay mucha leyenda sobre ella: unos dicen que desapareció por el Triángulo de las Bermudas, otras que sobrevivó y se quedó a vivir en una isla desierta, otras que fingió su muerte y regresó a vivir como una persona común y corriente por estar cansada de la fama.  Siempre me gustó escuchar su historia y pensar en que sin duda es un ícono del feminismo el día de hoy.

Jean Louis "Scout" Finch
Ésta chica me encanta! Una de las razones por las que me gustó leer Matar a un ruiseñor.
 A demás de que no le gusta usar vestido --porque no le permitiría jugar y ensuciarse--y le aburren las reuniones de señoras, esta chica es decidida, tiene un carácter fuerte y está decidida a luchar por lo que cree, a defender a sus seres más queridos e incluso a pelear por el corazón del chico que le gusta, aunque éste sea un poco testarudo (Dil). Ella nos cuenta la historia de lo que ocurrió en Maycomb en los años 30, cuando su padre (Atticus Finch) tuvo que defender a un negro de ser acusado de violar a una mujer blanca. Me fascina la personalidad de este personaje. Aunque llega ser impertinente a veces y un poco testaruda tiene un gran corazón. Es un personaje entrañable, basada un poco en la infancia de la autora, Harper Lee. Una chica genial!


Carol de El viaje de Carol.
Esta película española, dirigida por Imanol Uribe, la encontré sin querer en la televisión y me enganchó.
Está basada en un libro del mismo título y nos cuenta la historia de una valiente chica que crece en la naciente España franquista. El tema histórico de por sí me llamó la atención: amo la historia (soy una nerd, lo sé) pero el personaje de Carol me gustó mucho. Creo que tiene algunas similitudes con Scout, pero la historia se centra en un breve periodo que pasa en España mientra su padre --un piloto de guerra--lucha en el bando de la resistencia.
Ella conoce a un chico, Tomiche, con quien pelea al principio y a quien llama "Maricón" aunque después se enamora de él. Ella tendrá que pasar duros momentos, descubrir nuevos sentimientos, superar la muerte de su madre y ser fuerte, pues esa es su única opción dado el momento que vive. Esta es una película bastante tierna, que te sacará una lagrimilla porque el final es WOW (no lo cuento para no arruinarles la historia).

Laure (Michael). Tomboy es una película francesa de 2011, de la directora Céline Sciamma que nos cuenta la historia de Laure y su llegada a un nuevo vecindario durante el verano. Al llegar no tiene amigos, pero conoce a una chica, Lisa, que la confunde con un muchacho. Laure aprovecha esto para hacer una pequeña travesura y hacerse pasar por Michael, ya que siempre se ha sentido más cómoda actuando como varón. Cuando los otros niños del vecindario la conocen la aceptan como Michael. Ella pasa momentos divertidos con su nueva identidad hasta que Lisa se enamora de ella. Michael decide seguir con el juego y no le comenta nada a Lisa.Sin embargo con el fin del verano, Michael debe poner fin a sus juegos y confesar quién es en realidad. Creo que el mérito de la película es que, más que centrarse en si Laure es gay o no, nos muestra la curiosidad de los niños por experimentar con el amor, sentimiento que se presenta conforme la infancia se deja atrás. El ritmo de la película es muy bueno, tiene ese toque francés que no sé como describir pero que me encanta y la actuación de Zoe Héran (Laure/Michael) fue genial.

Bellota
de Las chicas superpoderosas. Claro, ella no podía quedar fuera de la lista. De niña me encantaba esta serie y amaba a Bellota! Tenía dos amigas con las que jugaba y cuando elegíamos a Las chicas superpoderosas yo siempre era bellota! Ella es ruda, fuerte y luchona. Le fascina ir y salvar el mundo, pelear contra monstruos y demostrar lo fuerte que es.

Tal vez haya chicos que crean que una mujer que no es femenina es fea, o yo que sé. Bueno, lo cierto es que una chica es guapa si es segura de si misma y se atreve a ser ella misma. Además, jaja los hombres no valen la pena. Me refiero a que el que en verdad lo valga no le preocupará tu corte de pelo ni tu ropa. Lo que sí creo es que una mujer debe tener modales, pero eso aplica igual a los hombres! ¿Por qué rayos creen que ellos tiene el derecho de ser sucios? Es de lo más asqueroso cuando no tienen buenos hábitos de "higiene" y horrible si no pueden hablar sin decir groserías por cada dos palabras que pronuncian. En fin, ese es otro tema.
Espero les haya gustado mucho esta entrada. Saludos,
E.

26 may. 2013

Review: ¿Dónde está la casa de mi amigo?


¿Dónde está la casa de mi amigo?Título Original: خانه دوست کجاست؟ (¿Jâne-ye dust koŷâst?)
Director: Abbas Kiarostami
País: Irán

Idioma: Persa
Año: 1987
Reparto: Babek Ahmed Poor, Ahmed Ahmed Poor, Kheda Barech Defai, Iran Outari

¿Dónde está la casa de mi amigo? (en persa خانه دوست کجاست؟ ¿Jâne-ye dust koŷâst?) es una película del realizador iraní Abbas Kiarostami, estrenada en 1987. Debe su título a la derivación de un poema de Sohrab Sepehrí. Esta película está en el Top 10 de Las 50 películas que deberías ver a los 14 años

Bueno, la peli se basa en un hecho muy simple: un niño.Ahmed (Babek Ahmed Poor) toma por accidente el cuaderno de tareas de un amigo,Mohamed Reda Nematzadeh (Ahmed Ahmed Poor), a quién le habían advertido que si por cuarta vez olvidaba llevar la tarea lo expulsaría. Esto da pie a que el chiquillo emprenda un viaje hasta otro pueblo con tal de poder entregar el cuaderno.
Es un argumento muy simple, sin embargo, con esta idea Abbas Kiarostami nos mantiene intrigados por  83 minutos para saber en qué terminará todo esa confusión.

La verdad he visto muy poco cine de Medio Oriente, pero siempre es interesante ver cine extranjero porque no se atiende a las fórmulas hollywoodenses para el desarrollo de la historias. Cabe mencionar que ninguno de los actores en este filme era profesional, lo que en cierto modo ayuda a darle más realismo a la historia.

Ahmed y Mohamed en la escuela
Lo que más me ha gustado ha sido precisamente eso: El viaje es una excusa para mostrarnos un día común y corriente en la vida de una ciudad pobre de Irán vista desde los ojos de un niño. 

El muchachito se va encontrando a lo largo de su recorrido con algunos personajes que sirven para representar ideologías o situaciones de la cultura de medio oriente, cómo su abuelo que cree firmemente en que la mejor manera de hacer un muchacho obediente es golpeándolo, y si no hay razón para golpearlo, inventar una. Un vendedor de puertas metálicas que está convenciendo a todos los habitantes del pueblo de que cambien sus puertas de madera (aunque estas estén buenas)  por las que el vende --bendito consumismo innecesario--.

A veces es un poco desesperante ver cómo el chico habla y nadie parece escucharlo, por más que él se esfuerce. Los únicos que parecen prestarle atención son otros niños que se encuentra por el camino. Bueno, me recordó un poco la desesperación que sentía de pequeña cuando antes de poder explicar mi versión de los hechos ya me estaban castigando. Y es que eso es algo a lo que todos los niños (en mayor o menor medida) se enfrentan, sin importar raza o nacionalidad.
Ahmed intentando encontrar a Mohamed
No puedo decir que el ritmo de la historia es lenta ni ágil, es un tanto neblinoso, es decir, te mantiene expectante de lo que vendrá después, igual que en lo cotidiano, pues por momentos estamos de lo más tranquilos y al siguiente podemos encontrarnos corriendo porque se nos hace tarde para llegar a algún lado.
También nos muestran escenas en la vida escolar de estos chicos, el salón con bancas viejas y un pizarrón a punto de caerse. El paisaje rural que envuelve a la ciudad y la naturaleza muerta, así como las casas y callejuelas llenas de pobreza van acompañando al muchacho en su recorrido por encontrar la casa de su amigo, mostrándonos esa parte del país pero sin ese "amarillismo" que se usa en cine occidental. No, ésta película sólo lo muestra como lo que es, algo cotidiano que simplemente está ahí, sin intentar conmovernos o hacernos ver qué triste es la situación de un país oprimido porque ese no es punto central del argumento. 

Al final, el chico no logra encontrar a su amigo y decide hacer la tarea por él a costa de no poder dormir lo suficiente esa noche con tal de salvarlo. En sí, agradó mucho el final de la película. Nos deja con ese sentimiento de que los actos heroicos son cosa de todos los días. Al hacer esto el muchacho, sin saberlo, cambio el destino de su amigo al evitar que lo expulsaran de la escuela. Una bonita fabula envuelto en un contexto pocas veces explorado. Sin duda, vale la pena verla.

Finalmente Filmaffinity describe el film como:

"Un canto a la solidaridad protagonizada por un niño, capaz de atravesar a pie kilómetros de campos en mitad de la noche por evitar el mal de su compañero."

Si les gustaría ver la pelicula online click aquí

Rate:
 + 1/2

25 may. 2013

Review: Los mejores cuentos de Michael Ende


Nº de páginas: 288 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editoral: EVEREST
Lengua: ESPAÑOL


A Michael Ende lo conocí probablemente cuando tenía unos cuatro o cinco años. Mi hermano me leía sus historias aunque admito que a veces ponía poca atención. Lo que en verdad me lograba cautivar eran las bellas ilustraciones que el libro de cuentos que teníamos traía. Es una edición supongo que algo vieja, pero que sigue siendo timeless. No sé de que manera describirla.

Sus imágenes e historias siempre me hacían pensar en un mundo fantástico, a veces, hasta oscuro y tenebroso.
Cuando tenía unos catorce o quince años encontré ese libro, arrumbado en el libro con otros tantos ejemplares. Muchos ya los había leído y a ese lo había ignorado porque "era para niños". Já, la verdad es que muchas de sus historias estaban muy borrosas en mi mente, pero la imagen de ese señor con sombrero de copa, un libro en las manos de donde salía un arcoiris y con un fondo estrellado me volvió a atrapar. ¿Qué podía encontrar en sus páginas? Decidí tomarlo y así redescubrí la magia de tener un buen libro de cuentos entre mis manos, de escuchar una buena historia antes de dormir.
Cada noche, más o menos durante un mes me leía un cuento de Michael Ende, sin saber que él era uno de los mejores cuentistas que ha existido y admito, uno de mis favoritos.
Sus historias, sencillas pero con toneladas  de imaginación, en dónde los héroes son niños y animales me hicieron sentir de nuevo como una chiquilla. Creí en fantasmas y brujas, en muñecos que cobran vida y aventuras en las calles de la gran ciudad, azotadas por la lluvia y el viento.

Si algo me encanta de Michael Ende son los títulos que elige para sus historias y los nombres que le pone a sus personajes; baste pensar en Momo.
Cada uno de ellos te hace querer saber de qué tratará la historia, lo que provoca que puedas leerlas una y mil veces. Algunos de los mejores son: Willi Lore Liri Por qué, La historia del deseo de todos los deseos, Norberto Nucagorda y El secreto de Lena.
Sin embargo mi historia favorita ha sido El largo camino hacia Santa Cruz.
Lo raro es que me parece que este ha sido el título menos original de todos y tambien me parece que es de sus historias menos conocidas. Sin embargo me encanta cómo todo, a pesar de contarlo desde una perspectiva en tercera persona, nos mete al mundo y a la imaginación de un pequeño niño que decide irse de pinta.
Ilustración de El largo camino hacia Santa Cruz
Lo que el vive es una gran aventura, sin embargo, la manera en que está redactado el asunto tambien nos deja percibir que en realidad el chiquillo corrió muchos peligros al escaparse de la escuela.
Mi parte favorita es cuando conoce a un "viejo" (que podría ser un chico de unos veinte años, solo que acabado por la mala vida) y platica con éste. El viejo le dice que el también siempre odio la escuela y que dejó de ir, lo que le parece fue la mejor decisión que pudo tomar porque hace lo que le plazca. Después insiste al muchacho que le comparta una moneda para comprar una botella de alcohol. Al niño eso le da mala espina y logra safarse de ese viejo que estuvo a punto de convertirlo en rehén para conseguir algo de pasta.
En su viaje va conociendo personajes interesantes y descubriendo callejones y calles de la ciudad que nunca antes había visto.
Para regresar a casa tarda un día de escuela completo, así que logra dar con ella a la hora de la salida y se reúne con sus compañeros quienes no sabían en donde había estado.
Él regresa muy orgulloso, sintiéndose un hombre de mundo, pero decidiendo que no volverá a hacerlo.
Así como ese relata hay muchos otros, todos igual de divertidos y mágicos que a pesar de los años, les sacarán más de una sonrisa.

Rate:

22 may. 2013

Review: Billy Elliot

Título Original: Billly Elliot
Director: Stephen Daldry
País: Reino Unido
Año: 2000
Reparto: Jamie Bell, Jean Heywood, Jamie Draven, Julie Walters

Por fin ¡tenía muchas ganas de hacer un review sobre esta película! Primero debo aclarar que es de mis favoritas, pero les platicaré del por qué y a ver si así se animan a verla.

Lo primero es el tema que trama la pelí, bueno, LOS TEMAS: El primero, a mi parecer el central, es la búsqueda de la identidad, la cual comenzamos a formar cuando dejamos atrás la infancia y entramos a la adolescencia. Billy se encuentra en la fase de la pubertad, ese horrible momento en el que todo cambia y no sabes qué ocurre. Generalmente en ésta etapa uno tiene mucho el miedo de no ser aceptado, es cuando uno empieza a hacer cosas estúpidas por caerle bien a los demás y ser aceptado. Muchas veces se oculta o se deja de lado lo que nos gusta, lo que nos hace ser nosotros mismos, para encajar.
Billy descubre esa extraña pasión por el ballet que le traerá muchos problemas con su padre y su hermano, que viven un momento conflicto, primero, porque la mamá de Billy murió y segundo, la huelga minera de 1984 durante el gobierno de Margaret Tatcher.
Billy está viviendo un momento realmente asfixiante y al bailar, el siente que puede liberarse y olvidar sus problemas por unos instantes.


Como dato curioso: Brian Tufano (director de fotografía) utilizó encuadres cerrados cuando filmaba el mundo de la huelga y más abiertos cuando se trataba de filmar a Billy bailando, para sugerir que estaba liberándose del entorno que le asfixiaba.
Otro de los problemas que Billy enfrenta es el de los prejuicios que su actividad implica. Su padre y su hermano podrían catalogarse como "machos", fuera del ámbito artístico y con incapacidad de apreciar el baile como arte. Ellos tienen la idea de que el baile es una cosa de "afeminados", una actividad exclusiva de las mujeres. Billy tiene que luchar con defender su identidad sexual.
Esto da paso al problema de su amigo Michael Caffrey (Stuart Wells), un personaje secundario pero bastante complejo y que me cautivó, pues a una edad temprana debe enfrentar el problema de definir sus preferencias. Él es el mejor amigo de Billy, sin embargo tiene tendencias homosexuales y libra una batalla interna por definirse y no avergonzarse de lo que es. Sus preferencias son un secreto que lo incomodan y no sabe qué hacer, pero conforme la película avanza él le confiesa a Billy que es gay, arriesgándose a perder su amistad pero a la vez, es una muestra de la gran confianza que le tiene.
A pesar de todo, Billy es muy comprensivo con él, pues ya ha experimentado el tener que vivir aguantando los prejuicios de otros por lo que te gusta.
Finalmente, Billy tiene que desafiar a su padre para demostrarle que ama bailar, para mi una de las mejores frases de la película es cuando le dice:
"Yo no quiero tener una infancia, yo quiero bailar ballet".
Al final, y con la ayuda de su maestra de danza, Billy logra entrar al Royal Ballet y ser un gran bailarín.
La banda sonora es otro de los puntos que hacen que esta película me parezca genial, sobretodo porque aparece London Calling de The Clash en una escena de la huelga minera.
Es una peli con el toque justo de emotividad, comedia y sobre todo, trata muy bien el desarrollo psicológico de los personajes pero hasciéndolo accesible a todo el público.
Esta peli me hubiese encantado verla a los 11 años, cuando pasé una etapa parecida a la de Billy.
Es realmente hermosa, hermosa, hermosa! La disfruté mucho, no se me hizo nada pesada y si no la han visto créanme que no se arrepentirán de hacerlo.

Billy Elliot en español latino está aquí
En inglés con subtítulos en español aquí





RATE:

19 may. 2013

Reseña: Adiós, muchachos - Louis Malle

Título original: Au revoir, les enfants
Año: 1987
País: Francia
Director: Louis Malle
Actores: Gaspard Manesse (Julien Quentin); Raphael Fejtö (Jean Bonnet)


La película nos plantea la vida diaria en un colegio católico que acoge a niños franceses en el año de 1943, para que estén seguros durante el periódo de la Segunda Guerra Mundial.
Se centra especialmente en Julien Quentin, un chico de carácter decidido, líder natural, que sabe hacerse respetar por sus campañeros, que no tiene miedo a pelearse y que está creciendo: pasando por la dificil etapa de dejar atrás la niñez y convertirse en adolescente. Hay muchas cosas que aún no comprende, hay una morbosidad natural en el por ver mujeres desnudas y descubrir placeres sexuales, pero aún moja la cama, disfruta jugando en el receso y llendo a explorar con sus amigos los al rededores de la escuela para encontrar tesoros.
Pronto llega un chico nuevo: Jean Bonnet. Al principo Julien y Jean no se llevan muy bien, Jean es mucho más tímido pero es inteligente y sobresale de entre sus compañeros. Julien siente un poco de antipatía natural, típica de los niños, hacía Jean, pero también tiene curiosidad por saber quién es.

Algo que va acercando a los muchachos es el gusto que ambos tienen por los libros, gracias a ese mutuo interés pasa el tiempo y comienzan a hacerse amigos, compartir juegos, historias y secretos. Algunos secretos, no muy lindos.

Julien descubre que Jean es judío y que su apellido real es Kippenstein. Si bien, Julien no comprende muy bien qué es un judio, sabe que se les odia y que se les lleva a los campos de concentración en donde les ocurren cosas terribles.
Julien no le da importancia a esto, para él, Jean es su amigo y lo demás es irrelevante. Sin embargo, el mundo de los adultos es diferente y a ellos, el hecho de que sea un niño, no cambia las cosas.
Es una película impactante que nos muestra la diferencia entre sensibilidad y sensiblería, destacando por la primera. Me ha encantado como tocan temas, a veces tabú, cómo el de niños curiosos por fumar, por descubrir el sexo pero a la vez, o pensando en la posibilidad de morir, compaginándolo con sus temores y alegrías infantiles, con ese espíritu juvenil y sobre todo, rescatando el sentido de la verdadera amistad que se da en esos tiernos años y que conforme uno va creciendo, es más difícil de encontrar.

Contrastando con los juegos y gritos de los niños, vemos una atmósfera gris y oscura, acorde con los tiempos que se vivían. Las actuaciones son muy buenas y naturales, la química entre los dos actores principales es perfecta para dar más realismo a la situación.
Además, aporta mucha de la ideología que se tenía en aquella época, dejándonos ver la postura de los adultos y de Francia ante la guerra.
Una película hermosa e imprescindible, que cualquier adolescente o adulto puede disfrutar. Una pequeña obra maestra.

RATE:


 Conoce más de esta peli aqui

16 may. 2013

Reseña: Matar a un ruiseñor - Harper Lee


  
Éste libro, escrito por Harper Lee y publicado en los sesentas, ganó el Premio Pullitzer en 1961. Es el único libro que se le conoce, pero si vas a escribir un libro qué mejor que hacer un clásico de la literatura americana moderna.

El libro nos transporta al condado de Maycomb en los años treinta, dejándonos escuchar la voz de Scout a la vez que ella intenta explicar cómo es que su hermano Jem se rompió el brazo.

Harper Lee se inspiró en su infancia para retratarnos una parte del sur de Estados Unidos, en donde aún quedaba el fantasma de la esclavitud en la gente adulto y anciana, por lo que el racismo estaba a la orden del día.
Pese a que la gente de color era libre, aún eran segregados socialmente, no podían asistir a las mismas iglesias que los blancos, ni vivir en los mismos barrios ni ir a la escuela a aprender a leer, escribir o tener algo de conocimiento general.
Sin embargo, Lee sabe muy bien no llenar de la carga social la historia y se centra en el mundo tal y como lo ve una niña por lo que puede meter muchas anécdotas divertidas que hacen la lectura súper entretenida.
El relato abarca unos cuantos años en su vida, cuando su padre debe defender a un negro que es acusado de violar a una muchacha blanca.
Comienza relatandonos cuando ella conoce a un chico que esta de visita por vacaciones de verano: Dil. Éste personaje está inspirado en Truman Capote, amigo de la infancia de Harper Lee.
Dil, Jem y Scaut se hace fácilmente amigos y juegan a representar sus obras favoritas hasta el cansancio. Su imaginación de niños los hace contar historias sobre una casa vieja en el condado, en donde vive un muchacho que nunca han visto salir.
La casa es un misterio en si, nadie sabe nada sobre sus dueños y se dice que hay fantasmas habitándola y secuestrando a quien ose cruzar el patio.
Todo esto me hizo recordar esas historias de terror que tanto te cuentan de niño, que te hacen querer ver apariciones y espíritus chocarreros.
Sin embargo, la psicología de los personajes va evolucionando conforme crecen.
Scout se da cuenta de como su hermano Jem comienza a pasar a la adolescencia, un poco de los conflictos que él tiene al saber que su padre lleva un caso difícil: el de defender a un negro en la corte, de querer ser un hombre fuerte, alto y quedando bien con sus amigos --por lo que de distancia un poco de su hermana cuando están en público.
El relato esta lleno de creencias, maneras de hablar y pensar y cotidianidad del sur. Se maneja mucho la forma en que el estatus social estaba dado por el apellido y la familia de la que venías, lo que da pie a que se nos cuenten muchos detalles de la vida en aquellos años.
El ambiente, siempre caluroso y como un eterno verano te hace sentir parte del clan
de niños jugando a espiar la casa encantada.
Jem, Scout y Dill, en la película de 1962
Es un libro maravilloso, que cuestiona a la sociedad estadounidense y nos hace reflexionar sobre esa lucha por la igualdad que se ha venido dando desde que el país se fundó. Nos muestra esas contradicciones del mundo adulto, la diversión, la impotencia y la injusticia que eran parte de la vida diaria de aquellos años.

Es entretenida pero aún así nos deja muy buenas reflexiones, me gustó muchísimo y les recomiendo que lo lean en cuanto puedan.


14 may. 2013

Reseña: Oliver Twist - Charles Dickens

Título original: Oliver Twist
Autor: Charles Dickens
Año de publicación: 1838

En Navidad recibí como regalo este libro del que había escuchado mucho, incluso sabía de la película pero no había visto más que una parte. Me daba curiosidad leerlo y saber por qué era tan famoso, pero cuando lo comencé no tenía idea de la genial aventura que estaba a punto de vivir...

Este es un libro que me cautivó desde la primera página, en seguida terminé el primer capítulo quise saber que más ocurría por lo que leí el libro rapidísimo.


Charles Dickens, con su impecable pluma, nos mete en el mundo de los bajos fondos del Londres victoriano; el mundo en el que nuestro héroe, Oliver Twist, se ve en vuelto.
Dickens nos hace bellas y a veces estrujantes descripciones de la vida tan dura que en aquellos años azotó a la niñez. Es común escuchar una frase respecto a la Época victoriana "I see children but I see not childhood" (Veo niños, pero no veo infancia, traducida literalmente.) Con este libro, entendemos mucho mejor a lo que se referían con esas líneas.
Cada una de sus palabras te hace sentir como un inglés del siglo XIX, recorriendo las calles sucias y llenas de miseria de Londres, escondiéndote tras el famoso reloj londinense para escuchar oscuros secretos, huyendo de villanos y respirando pestilencia por doquier.

La película de Romans Polanski
Los personajes no son menos entrañables, si bien es una de las novelas más criticadas de Dickens por éste mismo aspecto, en el gusto de las personas puede que de todas sus novelas, ésta tenga alguno de los personajes más queridos de la literatura --tal vez sólo superados por el señor Scrooge--.

Primero, esta Oliver, el huérfano bondoso e incorruptible, que te conmueve cuando lees sus desventuras, pues es el indefenso y digámoslo llanamente "adorable." Es un personaje lleno de tristeza e inocencia,que vive en mundo lleno de maldad y seres retorcidos. La virtud de Oliver es que pese a todo, nunca deja de ser bueno. Otra cosa importante es la extrema educación que a veces parece poseer, aunque la razón de esto puede ser ese "Twist" que se da en su vida al final de la novela.

Luego están Jack Dawkins, mejor conocido como The Artful Dodger (El Truhán). Él también es un huérfano, con sorprendentes habilidades para sobrevivir en las calles de Londres y con una afición especial por robar pañuelos y relojes. Es el jefe de una panda de ladrones por su habilidad de ladronzuelo, lo que la ha dado su apodo. Pese a todo, es muy frío y distante con todos; la única persona con la que parece tener una relación cercana es con Charlye Bates y con Faggin, que llega a ser casi como una figura paternal para él.

Oliver y la pandilla de ladrones
Respecto a Charley Bates, a mi es el personaje que más me gustó de todos. Muchas veces su aparición en la novela suele ser subestimada, aunque a mi me parece clave para darle incluso más emoción a los hechos. A diferencia del Dodger, Charley es alegre, bromista y de risa fácil; se burla mucho de Oliver y a él su situación de orfandad y miseria parece no serle una gran molestia. Esa actitud relajada contrasta con la de su mejor amigo, Jack Dawkins, a quién se le describe con ser más parecido a un caballero inglés que a un niño de 12 años lo que me parece es la combinación perfecta para un dúo genial.

Tambien tenemos a Faggin. Un personaje ciertamente complejo, excelentemente descrito pues aunque sabemos de ante mano que es malo y egoista, los diálogos que tiene con los otros personajes lo hacen parecer bueno, generoso e incluso, una mano amiga y bondadosa dentre de ese horrible medio.

Nancy, es una prostituta, pero a diferencia de sus camaradas, ella está consciente de la mala vida que ha llevado desde muy chica y le hubiese gustado tener una oportunidad de ser diferente. Esto la hace sentir cariño por Oliver, al verlo tan solo e indefenso en el mundo, pese a todo, no debe olvidar de qué lado está.


Todos estos ingredientes tienen lo necesario para un climax genial. A parte de éstos, hay muchísimos otros personajes, cada uno con su personalidad y representando diferentes clases sociales, oficios, formas de pensar y actuar de la época: está el Bedel de la Iglesia, la matrona que trae al mundo a Oliver, Bill Sikes, Noah Claypole, Mr. Bronlow y Rose, los personajes "buenos" así como otros tantos sirvientes, deshollinadores, muchachos y muchachas buscando hacer su fortuna en Londres.

Es un libro fantástico por donde se le mire, el desenlace de los hechos --si bien, se viene perfilando desde la mitad de la historia--no deja de sorprender y dejarte un excelente sabor de boca.
Los diálogos son de lo mejor, pues Dickens sabía mucha jerga de las clases bajas victorianas por sus experiencias infantiles.

Esta es una de las primeras obras consideradas de denuncia social, y con un niño como protagonista, Dickens toma esos elementos y los desarrolla de una manera estupenda. Es un tanto divertida, con drama, tragedia, angustia, comicidad, amor y te mantiene al filo al final de cada capítulo.
Al final, Dickens intenta hacer una reflexión sobre como es posible mantener a la bondad pese al medio en el que uno se encuentre envuelto y el de cómo, aunque hayamos crecido en circunstancias erróneas, podemos enmendarnos y hacerlo lo correcto cómo ocurre con Nancy y Charley Bates al final del libro.

Ya se ha convertido en una de mis lecturas favoritas y me parece, la mejor forma de conocer a Dickens.