11 ene. 2014

Bueno no puedes evitar crecer...

Hola amigos, sí, quisiera llamarlos amigos porque sé que una que otra personita aquí me lee y tal vez, después de está larga entrada me sienta mejor de que, bueno, alguien se haya molestado en leerla.

No me gusta mucho mezclar lo personal aquí, pero esta vez siento que en verdad lo necesito. No he podido hablarlo con nadie, en serio, así que aquí aprovecharé desahogarme un poco y tal vez, reflexionar al respecto.

Desde el verano pasado me fui de casa para comenzar la Universidad, estudio Ciencias de la Comunicación y estoy por comenzar en carrera abierta Letras y Literatura Inglesa. No puedo quejarme de que no estoy estudiando lo que me gusta, tampoco de que vivo en un mal lugar o de que no tengo amigos, sólo que a veces es inevitable sentirme tan sola y extrañar demasiado a mi familia.

Por otro lado, he tenido oportunidades geniales: he ido a cubrir conciertos, trabajar en una estación de radio y escribir para una revista sobre música. Pero al final del día, me queda un poco ¿el extrañar mi casa? No sé, a veces me voy acostumbrando, pero después de unas largas vacaciones creo que me regresa un poco la tristeza y la melancolía. ¿Pero es inevitable no? Digo, realmente uno no puede pasársela en la Isla de Nunca Jamás, y tienes que sobreponerte o sino, acabas como Holden Caulfield y tampoco es una opción.

Sólo que, bueno...si, extraño a mi familia...no sé, si alguno de ustedes está por su cuenta me encantaría saber si están igual que yo...qué digo, seguro que si. Tal vez sólo necesito tiempo y pensar en las cosas buenas y no dejarme abrumar. Como quiera, ya sobreviví un semestre...supongo que puedo con otro.

Saludos

13 comentarios:

  1. Tranquila, eso pasa al principio y sobre todo después de las vacaciones cuando te parece que en casa todos se quedan felices y tú castigada sola en otra parte, en especial después de Navidad. Como digo yo creo que te durará como una semana o así, luego ya te metes en tu vida y aprovecha todo lo bueno que tienes que además te gusta.
    Besos y ánimo.

    ResponderEliminar
  2. El inicio de la independencia suele ser así llena de descubrimientos y de sentimientos nuevos. Con un poco más de tiempo valorarás mejor lo que dejaste detrás pero sin sentimientos de soledad y disfrutarás más de tu presente.
    Disfruta y aprende es una época preciosa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Saludos y gracias por la visita a mi blog. Veo que tenemos cosas en común (los intereses entre otras cosas - cine, música, literatura...-, las experiencias porque hice la carrera de Periodismo y ahora estoy en la de Filología, y hasta seguro que los gustos: El Guardián entre el Centeno, me encantó a los 17) aunque no la edad. Así que déjame decirte desde mi estado de ancianidad que lo mejor es vivir a tope los años de adentrarse en lo desconocido, los de las aventuras y descubrimientos, los del miedo y, sí, también las pérdidas... Dale a ello con ganas, aprende y pásatelo todo lo bien que puedas. Y un besote de un padre al otro lado del charco, desde La Nada y la Fuga

    ResponderEliminar
  4. Parece ser que siempre nos falta algo para estar completos.
    Gracias por visitar mi blog.
    Si te gusta podemos seguirnos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Yo llevo tantos años a kilómetros de mi familia... que acabas por hacer tu familia en donde vives, aunque sigues añorando la de verdad. Pero hoy en día es más fácil mantener el contacto diario (teléfono, internet...). Tienes a tanta gente por conocer... ¡vívelo!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es difícil estar realmente llenos.

    Besitos<33

    ResponderEliminar
  7. Seguro que puedes sobrevivir a toda la carrera, nadie dice que sea fácil, pero bueno, supongo que harás que valga la pena. Mucho animo y éxitos. Besos ♥

    ResponderEliminar
  8. Estás haciendo un sacrificio alejándote de tu familia pero ellos siempre estarán y que la distancia no es obstaculo. Es normal que te sientas así pero sabes que siempre estarán y que tienes que cumplir todos tus sueños!
    Un besote grande!!^^

    ResponderEliminar
  9. Eloise he entendido perfectamente lo que sientes por que yo también estudié la carrera lejos de mi casa y de los míos. Me fui a otro país, tuve que acostumbrarme a otra lengua y a otras costumbres y no siempre fue fácil. Pero al mismo tiempo esos años de descubrimiento y desafíos fueron los mejores de mi vida.
    No dudes en aprovechar la experiencia al máximo. Conoce gente, comparte experiencia y aprende mucho de la carrera y también de la vida. Tu familia siempre estará allí apoyándote y cuando te reencuentres con ellos se borraran todos los meses de separación.

    Al final yo me quedé a vivir en mi país de acogida y sigo extrañando terriblemente mi casa. Pero pase lo que pase se que siempre estará ahí como un refugio seguro al que volver siempre que lo necesite :)
    Disfruta y cumple tus sueños!!
    Un besito grande!

    ResponderEliminar
  10. Mientras leía tu entrada solo pensaba en el hecho de que el titulo tiene razón. En realidad en algún momento crecemos y eso apesta. No puedo decir que te comprendo, porque pasa empezar es mentira que alguien se siente de la misma manera que tu, puede ser similar, pero no igual. Y supongo que es normal lo que sientes, estás en la universidad y extrañar a tu familia es algo que tarde o temprano sucedería.
    Lamento que te sientas de esa manera, pero el blog siempre será un lugar en el que te puedas desahogar y nosotros siempre te apoyaremos, porque así funciona la blogosfera:)
    Espero que te logres sentir mucho mejor y siempre que estés de esa forma, habla con algún amigo y distraete, son etapas que tenemos que pasar:D
    Suerte linda♥

    ResponderEliminar
  11. Es bueno que sientas esa morriña como decimos por aquí. Eso quiere decir que tienes fuertes vínculos afectivos con ellos. Y bien estará que vayas superando ese sentimiento. Esa 'dependencia' no puede durar siempre. Tirar para adelante uno solo, enfrentarse solo al mundo... a eso creo que le llaman madurar. Nadie nos ha dicho que sea fácil, claro.
    Besines y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  12. Yo creo, porque no lo viví todavía, que uno al independizarse siempre siente esas cosas pero ellos están con vos eternamente. Es horrible extrañar y sentirse así, pero como dicen arriba seguro son etapas; no de las mejores, pero de las que uno aprende a vivir. Si los extrañas, levantá el tubo del teléfono que seguramente te sacan una hermosa sonrisa. No decaigas que estás en camino a tus sueños.

    ResponderEliminar
  13. Es normal que te sientes así! Cuando me fue a estudiar fuera de mi casa las primeras semanas los echaba de menos tanto, tanto hasta que poco a poco empiezas a hacer allí tu vida, a hacer amigos, y aunque siempre los eches de menos logras disfrutar de tu vida fuera de casa y de tu vida en casa.

    Echar de menos a tu familia es precioso porque significa lo mucho que les quieres y mejor sentimiento que ese no se puede tener. ánimo que ya verás como poco a poco te sientes a gusto y puedes disfrutar de las dos cosas, además la universidad es una época genial y estoy segura de que siempre la recordarás con mucho cariño y tu casa ahí estará siempre para ti!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D