25 abr. 2014

Y la eterna adolescencia en 'El Gran Gatsby'

Hola chicos, bueno, ahora publico un poco menos, como he dicho, por la carrera de Letras Inglesa. Tengo que leer muchísimo y escribir un montón de ensayos en inglés, que aunque me gustaría postear, a veces quedan fatales --según yo señala mi profe-- y aparte, no tengo mucho tiempo para traducirlos al español . Sin embargo, el otro día hicimos un ensayo referente al Gran Gatsby, y no sólo me dijeron que había quedado muy bien, sino que era en español y bueno, les dejó acá las reflexiones por si a alguien le interesa (y para que vean lo bonita que es la carrera de Letras, jo).

---------
"El mundo de Fitzgerald está habitado por adolescentes inmaduros o por seres que no han podido desprenderse de sus sueños juveniles." ¿Es esto lo que encontramos en The Great Gatsby?

Lo que encontramos en The Great Gatsby es a un grupo de personajes que viven un presente lleno de nostalgia por el pasado, lo que los lleva a una vida llena de exceso y de decadencia que intenta suplir la euforia que alguna vez experimentaron en su juventud, como cuando Nick describe a Tom como: "One of those men who reach such an acute limited excellence at twenty-one that everything afterward savors of anti-climax", y viven de hecho, con un temor constante a tener que madurar.
Este miedo a madurar se puede observar en las acciones de los personajes y su constante desinterés hacia lo que les rodea, una manera de no asumir responsabilidades. Desde Nick, quien no logra hacerse cargo de su perro—"I had a dog—at least I had him for a few days until he ran away"—y quien depende de sus sirvientes hasta en lo más básico—"a Finnish woman, who made my bed and cooked breakfast"—y que presenta el mismo desinterés en establecer relaciones humanas más sólidas, como cuando se encuentra con Jordan y describe sus sentimientos como "a sort of tender curiosity".

Sin embargo, la inmadurez de los personajes es tal vez más evidente en Tom y Daisy, quienes son descritos como: 

"Careless people[...]—they smashed up things and creatures and then retreated back into their money or their vast carelessness, or whatever it was that kept them together, and let other people clean up the mess they had made."

Mientras que Gatsby, es un personaje cuyas acciones existen sólo con en el único fin recuperar el amor de su juventud, y, de quién cuya identidad es producto de las fantasías juveniles de llegar a ser alguien importante en la sociedad. Es decir, el Gatsby adulto existe por los anhelos del Gatsby joven. 

Los personajes de Fitzgerald están estancados por su idealización del pasado, por no querer dejar ir lo que hace mucho tiempo dejo de existir, lo que inevitablemente les lleva a una frustración en sus vidas presentes, a no lograr conectarse con otros seres humanos al estar envueltos en el egoísmo de sus pequeños dramas personales y, pese a tener una vida privilegiada, no darse cuenta de eso.

17 abr. 2014

Reseña: Escándalo Americano - David O. Russell

Título original: American Hustle
Director: David O. Russell
Año: 2013
País: Estados Unidos
Idioma: Español
Reparto: Christian Bale, Amy Adams,Bradley Cooper, Jeremy Renner, Jennifer Lawrence y Louis C.K.

Finalmente me decidí a ver "American Hustle", que no tuvo ni más ni menos que 10 nominaciones en los Oscars 2014, entre las que estaba como Mejor Película y Mejor Director. Bueno, no sé gano ni una sola de estas nominaciones, pero aún así decidí que debía verla.
Y lamento decir que sí, es una buena película, pero a la hora de compararla con otras, tampoco es nada nuevo. Más bien, es el uso y combinación de elementos que funcionan y lo han venido haciendo desde hace mucho tiempo.

Ponerle un filtro setentero a la cinta, una buena canción de jazz, mostrar las fiestas llenas de champagne y mentiras en la que los políticos se desenvuelven y volver a aclarar que la política es cosa sucia, en la que la mafia y el dinero robado siempre interfiere para que tal o cuál cosa se pueda hacer.

La caracterización de los personajes es muy buena, todos tienen un aire decadente y sucio que va muy bien con la historia de la película y sí, la actuación de Jennifer Lawrence es magnífica e hilarante.

La verdad es que me pareció que American Hustle era una combinación de Goodfelllas, Leaving Las Vegas, Pulp Fiction y The Candidate. No falta la femme fatale, la esposa, el político al que le tienden la trampa, el estafador y el policía que se mezcla con todos estos para atrapar a los malos, dialogos random y sin sentido, y claro, como buen filme americano que incluya estafas y mafia, Robert DeNiro.

Así que sí, es una película para ver en un rato de aburrimiento con palomitas y pasarla bien, recordar lo corrupto que es el mundo y reirnos con la magnífica actuación de Lawrence, a si, y el cambiazo de Christian Bale para encarnar a Irving Rosenfeld, un personaje que despierta lástima más que nada, je.

Por cierto, tengo que admitir que me encantó la secuencia en donde Bale y Adams tienen un beso apasionado entre un montón de fundas de plástico para ropa. Creo que esa escena fue sublime, y muy acorde con todo el tema central de la película: los engaños, la falsedad y las mentiras, y el afán por lo material (el dinero, vaya) y que mejor que el amor entre el plástico. Mis aplausos para esa linda escena de amor.

Pero bueno, una peli más que pasara a la historia del cine americano, porque es más americana que otra cosa...pero nada de mi particular gusto. Y que conste, no es mala, sólo muy normalita.

3/5

15 abr. 2014

Reseña: ¡Somos lo mejor! - Lukas Moodysson


Título original: Vi är bäst!
Director: Lukas Moodysson
Año: 2012
País: Suecia
Idioma: Sueco
Reparto: Mira Barkhammar, Mira Grosin y Liv LeMoyne

La semana pasada me enteré de que en la Cineteca Nacional proyectarían la más reciente película de Lukas Moodysson, un director sueco que ya había tenido oportunidad de ver (Fucking Åmål) y, al ser un nombre conocido quise ir a ver de qué iba esta propuesta.
Moodysson sabe hacer muy bien el género de adolescentes descubriendo quienes son, o sea las 'coming-of-age'; siempre dándoles un toque de humor e ironía, dos cosas que acompañan a esa edad cuando la vez en retrospectiva. Lo que distingue a su cine es que con todo y esa ironía casi caricaturesca, sus personajes no son una caricatura. Sus personajes logran transmitir esos sentimientos de rebeldía y soledad, de desdicha tragicómica en un mundo que apenas conocen, pero que por alguna razón les hace daño, aún sin que ellos sean conscientes de por qué.
Somos lo mejor, nos presenta a tres chiquillas de 13 años que crecen en Estocolmo durante los 80's, época en donde "el punk ha muerto". Sin embargo, Bobo y Klara encuentran en el punk el espíritu rebelde que necesitan para declararle al mundo la guerra. Ellas están en contra de todo y de todos, la anarquía es su himno y la ingenuidad, su firma.



No les interesa ser bonitas ni populares, sólo desean pasar un buen rato juntas quejándose de sus padres y vagando por las calles de la ciudad. Ellas, contra el mundo, terminarán formando una banda de rock (o más bien, de punk) casi accidentalmente; y aunque no sepan tocar ningún instrumento la idea de gritar y subirse a un escenario les atrae bastante y no renunciarán a ello.
Después conocerán a Hedvig, la chica buena y cristiana que interpreta piezas clásicas en su guitarra, y tras una ñoña presentación en la escuela deciden invitarla a su banda, siendo ella la única que entiende un poco de música.



Juntas se irán transformando en otras niñas, vivirán cosas que antes no habían vivido y sabrán otras que antes ignoraban.
El primer amor, la primera borrachera, las primeras peleas y el ir dejando atrás su infancia para entrar a un mundo que a veces puede dar bastante miedo, el de crecer y volverse poco a poco en un adulto.
Lukas Moodysson explora los primeros pasos a este camino en sus casi dos horas de película las cuales apenas y se sienten, pues no faltan risas y burlas a la política echas de forma ingenua a través de los ojos de estas niñas.
Es así como un corte de pelo puedo explicar tu rebeldía contra el "injusto sistema capitalista", o la letra de una canción intentar cambiar el mundo; cosas que a los trece años son tan tangibles como verdaderos gritos de libertad.


Somos lo mejor es tal vez una de las más tiernas e hilarantes historias de amistad, de descubrir tu lugar en el mundo y quién eres. Es una mirada al pasado pero no con una nostalgia que te provoca la tristeza y el hastío de la época actual, sino que te hace sonreír de buena gana y reírte de la vida.
Las actuaciones de las jóvenes actrices son magníficas, tal vez mi favorita, la de Mira Barkhammar (Bobo), un personaje perfectamente construido y que se robado  la cinta con su timidez y la ternura que despierta.
En fin, una de las mejores películas que he podido ver por estos días.



4/5

La peli pueden verla dando click aquí

12 abr. 2014

La petite ville oú je vie

¡Hola fantásticos lectores! Finalmente llegaron las vacaciones y con eso, poder escribir más por acá. Igual tengo muchísimo que leer para la carrera de letras inglesas, pero me haré tiempo de pasarme a escribirles :)

En fin, acá siempre ando compartiendo mis inquietudes artísticas y literarias, pero hoy, con un hermoso día soleado de primavera salí al centro de la ciudad en la que he crecido, y me he dado cuenta de lo bonita y diferente que es. Sí, yo soy una chica de provincia y sinceramente, las pequeñas ciudades me encantan.

Claro, la gran ciudad --en este caso el Distrito Federal, en donde vivo actualmente--tiene cosas geniales. Museos, ballets, eventos, conciertos de artistas que nunca vendrá acá, y recientemente, una exposición de Robert Doisneau, un fotógrafo que adoro. Pero también es cierto que le falta algo. Le falta el sabor de cosas hechas en casa, del queso que aún es fresco, recién traído de las rancherías. De las calles pequeñas en las que es difícil perderse. De la lluvia y neblina que viene cayendo aquí por las tardes. Del café que se cultiva a unos kilómetros de aquí, no el Starbucks procesado de hace quién sabe cuánto. Las pequeñas librerías y los pequeños restaurantes.  De conocerte todas las escuelas y hasta a sus estudiantes, es decir, de conocer a todo el mundo de tan pocos que somos, ja. Las madrugadas tranquilas y calladas y un Centro del ciudad muy peculiar, pequeño, que puedes recorrer de extremo a extremos sin necesidad de usar el metro.

Así que sí, me encantan las ciudades pequeñas y me alegre a ver tenido la suerte de crecer en una, y hoy no les comparto  un libro ni una película, sino un pedazo de realidad que es maravillo, la ciudad donde crecí, Xalapa, en el estado de Veracruz, México.





La zona universitaria


Las Ánimas, la zona en donde crecí

La hermosa biblioteca Carlos Fuentes frente al parque Juárez, en el Centro de la ciudad.
Me encanta que aquí, en el centro de la ciudad está: El parque, el Palacio de Gobierno, la Iglesia, y la Biblioteca. Cuatro cosas fundamentales en la vida de todo lugar.

Y bueno, al final, mi hermosa escuela, la Oficial B! La mejor escuela de la ciudad :)