26 abr. 2015

Reseña: Tess la de los D'Urbervilles - Thomas Hardy

TÍTULO: Tess la de los d'Urbervilles
TÍTULO ORIGINAL: Tess from the D'Urbervilles. A pure woman.
AUTOR: Thomas Hardy
AÑO DE PUBLICACIÓN: 1891
FORMATO: Project Gutenberg

Sin duda, un libro que tenía muchas ansías de leer desde hacía tiempo era Tess, y he de confesar que mi curiosidad era meramente por el título, que ya había escuchado/leído en otras partes.
¿De qué podía tratar un libro cuyo título es el nombre de una mujer? ¿Por qué de los D'Urbervilles? ¿A qué se refieren? esas preguntillas me hicieron acercarme a él, pero definitivamente, lo leí porque era parte del bloque de 'Novelas del siglo XIX' del segundo semestre de Letras.
Hardy, un favorito de muchos profesores, escribe esta novela bastante adelanta a su época, pues representa de forma sútil la ruptura que va surgiendo en el mundo moderno, entre la idea 'romántica' del campo y la ciudad, de la 'corrupción' latente en la humanidad -independientemente de si se es un citadino o un campesino--y de la ambición del espíritu humano que es muchas veces su perdición.
Estos temas, claro, abrigan la historia principal de Tess, una bella campesina que, por un infortunio, pierde la virginidad antes del matrimonio, lo que le confiere el rechazo de la sociedad.
No sólo eso, Tess Durbeyfield es desendiente de una de las familias más acaudaladas de la región. ahora arruinadas: los D'Urbervilles.
Intentando huir de su desgracia, esconde su identidad y se va a vivir a una lechería, en donde se enamorará de Angel Claro, aunque siempre intentando evitarlo a él y la atracción mutua que surge entre ellos.
Tess, como marcada por la desgracia de haber perdido su pureza y como cástigo, pareciere perseguida por la desdicha, y a lo largo de la novela, vivimos junto con ella las desventuras que vivirá een el amor.
La novela, llena de simbolismos que dibujan esta crisis que se vivía en la sociedad Inglesa rumbo a la modernidad, es también una meditación a lo más profundo del espíritu humano y sin duda, una muestra de la maestría de Hardy, quién nos adentra en los pensamientos de Tess y con ello, hace reflexiones sobre el ser, la vida como un sueño, la fragilidad de lo tangible y lo etéreo, para muestra este fragmento de la novela:
Conocía perfectamente ese momento de la tarde en que la luz y la sombra se contraponen de tal suerte en tan absoluto equilibrio que, neutralizándose mutuamente la extinción del día y el paréntesis vital de la noche, queda la mente en la más libre holgura. Es entonces cuando el dolor que supone la vida se adelgaza hasta el mínimo de sus dimensiones. No temía Tess a las sombras; su único anhelo consistía en verse lejos de la humanidad, o, por mejor decir, de ese frío conglomerado que se llama mundo, y que, tan terrible en conjunto, resulta tan  insignificante y mezquino si se le descompone en sus unidades.
- Tess la de los D'Urberville, Thomas Hardy.
Tess nos hace pensar en nosotros, en el mundo, pero también nos envuelve en la apasionada historia de amor entre Angel Clare y las desventuras de Tess Durbeyfield. Podría decirse que a veces es demasiado sufrimiento, sí, y no a todo mundo le agrada eso, pero sí se deja uno llevar, descubre también que la vida por naturaleza es cruel, pero que a veces, unos segundos de éxtasis, nos ciegan y nos hacen creer que todo eso vale la pena.