26 jul. 2014

Top 10 Libertines Tracks

Mis canciones favoritas de The Libertines

Wow, la verdad que elegir una sola canción de The Libertines (o bueno, 10 en este caso) es muy difícil para mi, pues, con excepción de Don't be shy, todas sus canciones me encantan y me parecen geniales!
Cuando publicaron su primer álbum en enero de 2002, yo tenía 7 años y, aunque ya desde entonces comenzaba mis primeras exploraciones por la música, estaba lejos de conocer a The Libertines, a quienes escuché hasta más o menos los 13 o 14 años, cuando descubrí el hermoso género 'indie', que, por desgracia, los hipsters casi arruinan volviéndolo un chiste.
Pero en fin, teniendo un hermano mayor que escuchaba mucho rock más que nada comercial, tardé algo en encontrar por mi cuenta las bandas que el futuro serían mis favoritas y creadores de algunos de los himnos de mi vida diaria.
La agitada carrera de The Libertines, por desgracia, terminó en 2004, tras las peleas entre los miembros de la banda por los problemas de Pete Doherty, dando paso a la telenovela entre Carl Barât y él, una de las relaciones más tumultuosas y comentadas dentro del mundo del rock.
Pese a todo, eso le dio a la banda un estatus de culto y la ha convertido en una leyenda viviente.
Aprovechando su reciente reunión en Hyde Park (2014) y la promesa de un nuevo álbum (2015) he decidio recopilar mi top ten de canciones por Doherty/Barât

10. Boys in the band



El quinto track en su primer álbum Up the Bracket, demuestra cierto grado de cinismo por parte de Doherty y Barât, quienes hacen burla de la adoración a las bandas y chicos rockeros. Sin duda, demuestra la irreverencia de su juventud y esa ingenuidad de sentirse amos del mundo, lo que creo yo, contribuyó mucho a su autodestrucción.
Pero aquí la historia de lo que le deparaba a los Libertines aún no se escribía, y les faltaba un largo camino por recorrer, entres escándalos, drogas, rehabs y amor/odio; sin duda, no difícil de imaginar, pero la atención y la forma en la que ellos reaccionaron a todo esto, fue sin duda lo que hizo especial a la historia de estos dos.
Sin embargo, Doherty y Barât en aquellos entonces se burlaban de la falta de talento de otros, del cinismo de la industria, de las chicas locas por ellos, etc...

9. Tomblands



Una canción con genial sonido post-punk revival, con un guitarrazo desafinadamente preciso y una letra muy conveniente, que reflejaba el estilo de vida que querían llevar, fuera del sistema y mostrando la parte oscura de Inglaterra, en donde la prostitución es cosa diaria. Sin embargo, se ufanaban diciendo que jamás los atraparían, pese a estar metido en esos lares.
Puede canción sea más que nada una crítica social a los males de donde venían (barrios bajos y clase trabajadora inglesa), y no tanto, algo personal

8. The boy looked at Johnny



Igualmente de su primer álbum, otra rola con muy buen sonido irreverente y post punk, haciendo referencia a un chico desenfadado que mira a un tal Johnny y se pasea por Nueva York. Esta canción la destaco más que nada por su melodía y las guitarras, que tiene el espíritu agitado y libertino de la banda, así como el lirismo algo inconsistente y difícil de seguir que los llegó a distinguir, dadas sus influencias literarias. 

7. I get along


De nuevo demuestran su rebeldía ante la sociedad y las normas impuestas por esta, y sobre todo, rebeldía ante lo que se abría de esperar de la juventud, diciendo que ellos se la pasan bien y que los consejos y opiniones de otros pueden irse al diablo...pff, bueno, se pasaron de la mano con su libertinaje y bah, ya sabemos que pasó después. Interpretada por Barât para cerrar su primer álbum, una excelente forma de decirle al mundo que se joda, que ellos son los amos, aunque claro, la falta de Pete en este video ya comienza a rebelar que no van por tan buen camino. No sé por que no aparece, pero lo que sé es que estaba en rehabilitación, en la cárcel o demasiado drogado para aparecer.

6. Can't stand me now


Bueno, en todas las demás canciones los libertinos tienen una actitud muy engreída ante el mundo, pero en su segundo álbum les tocó meter la cola entre las patas cuando la diversión comenzó a tornarse en peleas constantes y la agenda de la banda se veía interrumpida porque Pete no podía tocar debido a sus problemas con las drogas.
Tras una gran pelea con Carl, Pete y él reflexionaron un poco y se dieron cuenta que salvar la banda era cada vez más difícil si Pete no mejoraba. Por eso escribieron Can't stand me now, exponiendo algunos de los mayores conflictos entre ellos, una canción que sorprendió por la honestidad y manera tan abierta de tratar los problemas de la banda.
Mis versos favoritos sin duda son 'Have we enough to keep it together?/ Or do we just keep on pretending /And hope our luck is never ending' en donde se cuestionan si ese lazo de amistad es suficiente para seguir adelante o si ya está perdida la situación y la única manera de seguir sería ignorando un poco las cosas y esperar que un milagro los salve.
Y claro, Carl confesando 'I'm still in love with you', lo que me pone más que sentimental pues creo que esta canción es la forma más tierna y devastadora de mostrar que a veces el amor no es suficiente.

5. What Katie did

Esta canción se volvió famosa por que hacía alusión a la relación entre Pete Doherty y Kate Moss, aunque en realidad, Pete la escribió para otra Katie, una novia que tuvo antes. El título está inspirado en un libro para niños del mismo nombre, después, ya en su banda Babyshambles, Pete escribió What Katie did next, ahora sí, basado en las experiencias con Moss.
Es una canción bastante tierna, con alguno de influencia de la música de los años 20 y que muestra un lado más suave pero no menos rockero de The Libertines, demostrando los muchos y maravillosos matices que este género permite.

4. Times for heroes


Creo que es una de sus canciones más famosas, o al menos el verso 'Did you see the stylish kids in the riot' se ha vuelto de fama, al describir la a veces cínica actitud de la juventud, o de la juventud pudiente (o de la clase pudiente en general, vaya) que se 'viste como pobre', como mencionan en la canción 'Campaign of Hate'.
Doherty la escribió tras participar en una revuelta en Inglaterra, diciendo que se había sentido bien participar en algo importante. 
El verso 'yeah we'll die in the class we were born / that's a class of our own my love'  retoma el statemente principal de que la desigualdad de clases es algo que existe y tal vez jamás deje de hacerlo. De nuevo, de Libertines saca su lado social y retoma la tradición de otras importantes bandas británicas, más directamente The Clash, que pasó a la historia por sus canciones London Calling y White Riot.

3. Music when the lights go out


Wow, esta es otra canción tristísima, que ya anuncia la amarga fase por la que pasan The Libertines y es casi un adiós entre Barât y Doherty con un desesperado intento de seguir juntos.
Sin embargo, presintiendo el casi inevitable adiós, se recuerdan el uno al otro que las memorias jamás se irán 'and all the memories of the pubs and the clubs, and the drugs and the tubs we shared together will stay with me forever...'
¿Que podría superar a esta triste y destroza-corazones canciones? sólo las que faltan, que reflejan el triste fin de una intensa amistad y de un gran amor.
2. You are my Waterloo


Este es un raro B-side que Pete escribió estando aún en la banda, pero ya en sus últimos momentos, por lo que jamás se grabó dentro de la discografía de The Libertines y casi siempre la interpreta cuando toca en solitario.
Es una clara alusión a Barât, que en sus memorias confiesa el significado metafísico que Waterloo tenía para él (la estación de Londres), para él, Waterloo era la entrada a Londres, a lo nuevo, a las oportunidades, a una vida mejor...para Pete, Carl era su Waterloo.
Esta canción se la dedica como una confesión de que, pese a haber sido un idiota y haber arruinado la banda, ni significa que no le importe Carl, y bueno, que lo extrañará...el fin ya era inevitable.

1. What became of the Likely Lads



¿Que fue de aquellos chicos? ¿y de los sueños? ¿y del por siempre? Todo esto lo dicen en el último track de lo que sería su último disco. Si bien, incluye un B-side de Barât, con esto terminan oficialmente una tumultuosa carrera musical y una agitada relación que pasó/pasará a la historia del rock.
'We'll never know' cantan, mientras sacan a la luz lo que sería su último álbum, hasta que 10 años mas tarde, se reuniesen y anunciaran la posibilidad de material nuevo, pues, como dijeron en Death on the Stairs 'If you really need it you just won't leave it behind'
Y es que este par se necesita y así, The Libertines regresa y veremos con que nos sorprende.
Una de las bandas más apasionantes, en parte, por lo que hay tras su discografía y cada una de sus canciones.

4 comentarios:

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D