31 jul. 2013

Más sobre el Guardián entre el centeno o lo que llamé "La crisis Caulfield"

Me siento como Holden Caulfield, aunque a él le tocó vivir en la sociedad americana de las posguerra y tenía un hermano muerto, creo que los dos estamos igual de deprimidos.
La cosa es que todo se resume en un pequeño pasaje del libro en el que está conversando con su hermana Phoebe, no les voy a contar toda la historia porque tal vez ya la conocen, y si no,lo lamento por sus tristes vidas, se las recomiendo:
- Que a ti nunca te gusta nada. (…)- Hay cosas que me gustan. Claro que sí. No digas eso. ¿Por qué lo dices?- Porque es verdad. No te gusta ningún colegio, no te gusta nada de nada. Nada.- ¿Cómo que no? Ahí es donde te equivocas. Ahí es precisamente donde te equivocas. ¿Por qué tienes que decir eso? (…)- Porque es la verdad. Di una sola cosa que te guste.- ¿Una sola cosa? Bueno. (…) ¿Tiene que ser una cosa que me guste mucho, o basta con algo que me guste un poco?

Holden parece incapaz de encontrar algo que le guste de verdad, que lo llene, que lo haga feliz en pocas palabras.
Y eso me ocurre a mi, hoy, a mis dieciocho años y a unos meses de irme a la universidad.
La respuesta puede ser parecer obvia: te gusta leer, estudia literatura o letras. Pero lo cierto es que leer me gusta tanto que creo que tener que estudiar miles de autores y hacer ensayos y tareas, en tiempo y forma impuesta por alguien que se haga llamar "maestro", me arruinaría ese placer de botarme en la cama a leer sin ninguna presión, es más, cómo un acto muuuuy rebelde de evadir la realidad y lo que debería estar haciendo (estudiar economía, ejemmm).
Otra cosa que me dicen es estudia Historia del Arte (¿?) Bueno, sí, me gusta el arte y soy capaz de estar en un museo casi desde que abren hasta que cierran (es verdad, no me lo estoy inventando). Pero me aburre un poco ver todo eso de mesoamerica, incluso no creo poder dedicar mi vida a estudiar a un artista en concreto, para mi es un deleite visual, nada más. Me gusta más que alguien me platique sobre las corrientes artísticas y la vida del autor, como una charla de café, que como una cátedra que después tendría que acreditar.
Finalmente está lo que he elegido: Comunicaciones. La he elegido porque las materias son divertidas, llevas un poco de todo: arte, literatura, historia, fotografía, diseño, escritura y como soy tan malditamente indecisa y no sé que me gusta, creo que es una buena manera de empezar a explorarlo y de camino, tener un título por eso.

Pero aún sigo con la duda de ¿y si lo que me gusta ea otra cosa, pero no lo elijo por miedo a estar mal? Eso es lo único que realmente me preocupa/irrita/hace que odie a todos.
Y de nuevo, Holden parece entenderme perfectamente, porque el bien lo dice:
“¿Sabes lo que me gustaría ser? ¿Sabes lo que me gustaría ser de verdad si pudiera elegir? (…). Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Sólo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan a él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo de donde esté y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos. Yo sería el guardián entre el centeno”
A lo mejor un erudito de las letras me corrige, pero creo que lo único que Holden quiere es prolongar la infancia de esos seres que llamamos niños, porque la infancia es la única etapa de la vida en donde no importa que tan malo sea todo, uno siempre parece dispuesto a sonreír. Uno juega, rie, come y duerme sin pensar en el mañana --que se ve tan lejano--y por tontos, uno piensa que ser mayor es lo mejor del mundo cuando en realidad uno debería ser niño para siempre! Acúsenme de sufrir del síndrome de Peter Pan, no me importa, ustedes saben que digo la verdad. Holden, sabiendo que ya no volverá a ser un niño, le gustaría que otros chicos pudiesen serlo, y el estaría ahí, intentando salvarlos de que caigan al precipicio ¿de la adultez? No sé.
Solo sé que odio esto. Que quisiera no darle tantas vueltas al asunto.
Pienso que si pudiera, haría lo mismo, evitaría que los niños crecieran y dejaría que fueran felices por siempre.¿Cuántos adolescentes no saben que hacer con su vida, a escasos meses de comenzar la famosa 'vida'?


Al final, lo único que puede hacerse es vivir el día a día. Cuando nos demos cuenta ya seremos unos viejos.

--
Digamos que esto fue más que nada un monólogo interno que escribí por ahí de marzo de este año, cuando aún no sabía qué iba a ser de mi vida. Sigo sin saberlo, pero me siento menos 'Holden' o al menos, menos abrumada. En fin, cualquiera pasa por eso y por esa misma razón El Guardián me gusta tanto, otro libro que logró ayudarme a entenderme un poco más. 

24 comentarios:

  1. Magnifica entrada, que voy a volver a releer con calma. La infacia es esa casa a la que siempre queremos volver. Y supongo que en cierta manera cuando somos ancianos volvemos a la infacia. Pero nuestro alrededor ya nos mira con otros ojos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buenas! Entiendo tu dilema, eso nos ha pasado a casi todos... pero con dieciocho años tienes tiempo para equivocarte, investigar, y aprender a conocerte a ti misma. Averiguar cómo te ves dentro de 30 años o n qué profesión estás ejerciendo... y a lo mejor tendrás un título, dos o cinco y no estarás ejerciendo de lo que has estudiado. Lo importante es el tiempo, tener tiempo para uno mismo y para los seres que amas... no trabajar 24 horas en algo que aunque te guste te deje más solo que la una!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí, pero creo que todos sentimos un poco la presión de los padres que esperan que estés mejor que ahora y no sé, muchas expectativas D:
      Gracias por pasarte! Besos ^^

      Eliminar
  3. Yo a pesar de no tener 18 añitos he vivido esta sensación de que una decisión que vas a tomar ahora puede cambiar el resto de tú vida (suena muy melodramático dicho de esta forma). Me ha gustado mucho la conclusión que has sacado de todo esto, vivir el día a día.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Bueno, a ver, lo que estás sintiendo creo que es bastante normal. Yo lo tenía relativamente claro, sabía más o menos qué quería hacer, y bueno, aún así, tenía vértigo y pánico. Así que es totalmente normal.

    Muá!

    ResponderEliminar
  5. Supongo que ese dilema lo hemos tenido todos cuando hemos tomado ciertas decisiones. Quizá lo más "sencillo" es hacer lo que sientas. Y de esa manera no te arrepentirías nunca de esa decisión.
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
  6. Todos hemos pasado por momentos de duda y todos son importantes en su momento. Después se diluyen en el tiempo y te das cuenta que no tenían tanta importancia y que no eran tan decisivos para el resto de tu vida. Solo te diría que dentro de ciertos límites intentes hacer aquello que te haga feliz, y pienses que es muy triste plantearse un futuro laboral en el que desarrolles un trabajo que no te llene. Pasamos muchas horas trabajando y estoy harta de ver personas que con ganas se echarían a llorar cada mañana por tener que ir al trabajo al que van aunque al mismo tiempo den gracias por tener trabajo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo maravilloso de la infancia es que todo es maravilloso. Ese dilema lo he tenido yo, y muchos de nosotros y es normal.

    ResponderEliminar
  8. Hola!! Honestamente pensé que tenías más edad! Yo tengo 10 más que tú, y también pasé por lo mismo...En el colegio me gustaba mucho leer y cuando dejaban alguna novela, era la primera en leerlo y muchas veces ni hacía el trabajo encomendado o lo hacía mal. Quizá por eso tampoco estudié literatura, sino una carrera de números.
    No he leído guardián en el centeno, por un lado dicen que es muy buena, pero otros me dicen que no tanto...pero los pequeños fragmentos que has colocado me han gustado mucho. Lo tengo apuntado.
    Un abrazo!1

    ResponderEliminar
  9. Sin dudar a dudas, me identifique un poco como te paso a ti con Holden, como el, yo no se bien que es lo que realmente me gusta, y como a ti te ocurría o ocurre, no se de verdad que estudiar, a diferencia de ti, estudio Ciencias, pero me fascina escribir y puede que te suene raro, por que estudio Ciencias, pero me encanta la literatura y sobretodo, la historia, realmente me encantaría estudiar algo que tenga que ver con letras, pero creo que al final, escogeré Enfermería, en fin, reversos de la vida!.

    Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  10. A mi me paso lo mismo, y también termine escogiendo comunicaciones aunque aun no se si es lo mio porque un no comienzan las clases XDD pero supongo que es algo por lo que muchos pasamos, yo también veía varias cosas y decía, eso me gusta pero no como para vivir de ello, así que finalmente termine en algo que englobaba muchas de las cosas que me gusta, y si alguna vez me llama alguna otra carrera como literatura o artes pretendo seguir estudiando mientras trabajo

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio elegiste comu?! jaja que padre! seremos colegas ^^ Y sí, pienso que igual para no quedarme con las ganas estudiaré mientras trabajo, tal vez literatura :)
      Saludos!

      Eliminar
  11. Me ha gustado esta reflexión y cómo la relacionas con "El guardián entre el centeno". Esta novela la escuché en audiolibro pero creo que no le saqué demasiado partido, y me has dado ganas de leerla.
    A mí me pasó algo parecido, me preguntaba si estaba eligiendo lo que me gustaba realmente. En mi caso fue un poco por descarte; sabía que me gustaba leer, que me gustaba escribir, pero también sabía que no me gustaba/no era capaz de estudiar literatura, historia... Las letras me gustan como arte pero no para estudiar sobre ellas, algo parecido a lo que mencionas del deleite visual en los museos. Yo era más de ciencias naturales, así que busqué carreras más orientadas a ello. Y ahora estoy satisfecha porque mi carrera me gusta y al mismo tiempo puedo compaginarla siempre que quiera con la lectura o la escritura =)
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que padre! Pues la verdad yo no sé bien en que vaya a acabar esto, sólo sé que me gusta leer y que bueno que existe esto de los blogs para escribir un poco sobre lo que opino de lo que leo :D
      Saludos ^^

      Eliminar
  12. Yo soy comunicador social y puedo decirte que es una carrera como todas, apasionante si te gusta y un poco decepcionante si no es así. Si has elegido te deseo todo el éxito en ella, y si no es tu carrera, finalmente, pues enmiendas y estudias otra profesión. Yo cambié derecho por comunicaciones ya hace muchos años atrás. Veo que te gusta mucho el guardián entre el centeno, es un buen libro. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue un libro que llegó a mi sin querer, la verdad es que cuando lo leí había dejado de leer un poco y no tenía intereses por lecturas pues digamos que han quedado en la historia, aún así me gustó mucho y mientras más pasa el tiempo creo que más me gusta XD
      Pues sí, ya veré que depara el futuro, muchas gracias por tus palabras de ánmio que comienzo una etapa de la que no sé ni que esperar :3
      Saludos!

      Eliminar
  13. ¡Hola guapa!

    Me sentí identificada con esta entrada ya que el año pasado yo tampoco tenía demasiado claro que quería estudiar. Estaba entre filología inglesa y periodismo, las dos carreras me llamaban muchísimo porque iban de cosas que siempre me han apasionado. Me sentía perdida porque no sabía que escoger hasta que al final decidí que periodismo *w* En tu caso, estoy segura de que no te habrás equivocado en lo que has cogido. Ya nos irás contando :)

    Cyrelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Periodismo fue otra opción posible pero sentía que el ambiente de periodista no era mucho lo mío aún así, amo escribir! :D
      Saludos

      Eliminar
  14. También tuve las mismas dudas, pero supongo que es normal. Incluso durante la carrera puede que aparezcan otra vez, o trabajando. Creo que a veces no hay que obsesionarse con mirar más allá, a un futuro lejano que quién sabrá cómo estaremos. Hacer lo que uno sienta, y lo que le guste en el momento, así que estoy segura de que elegiste bien.
    Por otro lado, puede que empieces a trabajar de lo que estudiastes en la carrera y te guste, puede que cambies ahora, o dentro de 10 años. Pero siempre habrá algún camino que elegir; es lo importante.
    Me ha encantado la comparación con el libro de Salinger :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu lindo comentario ^^ Y bueno es que creo que los padres le meten a uno miedo con el futuro, al menos los míos lo hicieron! Jaja, saludos :3

      Eliminar
  15. Comprendo cada palabra, porque yo en este preciso momento me encuentro así, aunque no estoy deprimida, creo que por el contrario; este es mi ultimo año en el colegio y en Diciembre tendré que despedirme de las personas con las que he pasado los últimos 7 años, por eso quiero aprovecharlo y disfrutarlo al máximos en compañía de los que han sabido en serio se amigos. Pero igual estoy indecisa por el que estudiar, aunque mi opción mas "cercana" es estudiar derecho, y es algo que creo me gustara, pero me pasa igual que a ti, que me da mucho miedo escoger mal, espero que no y que el derecho ademas de mi profesión sea mi vocación (yn)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que este libro llega a gustar mucho porque todos nos sentimos inseguros en el momento de tomar decisiones importantes e ir convirtiéndonos en adultos. Yo creo que te irá muy bien y claro, despedirse de quienes quieres es muy difícil, pero siempre pasa así que mejor hacerse a la idea del adiós u.u jojo que trágica soné.
      Un abrazo y toda la suerte dle mundo :D

      Eliminar
  16. Pues yo ahora mismo que siento como tú, en ese tiempo. Dentro de poco cumplo años, mi padre dice que ya soy toda una adolescente y blah, blah, blah, pero la verdad, es que yo siento que fue ayer cuando cumplí 9 años y verdaderamente empezó mi vida, cuando en el colegio pase cosas horribles, cuando mi padre maltrataba a mi hermana, ahí emepcé realmente a "vivir" Y lo odio, no sabes como me encantaría volver a tener 7 años, ahí si que todo era mucho más fáicl. Yo tampoco tengo idea de que hare con mi vida, la verdad. Aunque a mi aun me queda tiempo por pensar... pero sigue siendo lo mismo, no encuentro nada que me llene. Tengo amigas mas o menos buenas y una familia... divertida, tragica, pero divertida, y sin embargo, hay algo que falta, aún no sé que es, pero a veces prefiero sentir a soledad a cualquier cosa, son totales sentimientos raros que uno tiene que afrontar, algun día pasarán, pero para mientras, a sonreír y fingir que todo esta bien.
    Esta ha sido de mis entradas favoritas.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  17. A mi me pasó exactamente lo mismo en su momentoy al igual que tu me decidí por comunicación, bueno concretamente periodismo. Hoy en día trabajo de ello pero la mayoría de mis compañeros de clase no. No tengo yo tan claro que si volviera atrás estudiara lo mismo. Es muy complicado porque no sabes si optar por lo que realmente te gusta, si es que lo sabes, o lo más práctico y que sabes que te va a dar trabajo en el futuro.
    Me ha encantado tu post
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D