20 nov. 2013

La fascinación por las 'coming-of-age'

Son las 7 de la mañana de un miércoles normal. He decidido no ir a la escuela, quedan sólo dos semanas de clases y una extraña gripa ha atacado...prefiero quedarme en cama. La alarma sonó a las cinco. Tuve que decirle al taxi que hoy no iba, que perdón y que qué pena pero que tomara el dinero y guardara el cambio y adiós.
Subí las escaleras del edificio en donde vivo, me encerré en mi departamento. Preparé té. No he podido dormir de nuevo pero qué bien se siente estar en pijama, calentita, en mi cama y no en clase de administración, como debería.
El plan era seguir durmiendo pero no puedo. No importa. Me he puesto a pensar en que me voy acostumbrando a esta vida en el D.F., la ciudad más grande del mundo, la más peligrosa--dicen--y en que algo en mi ha cambiado. No soy la misma que dejó su casa hace 4 meses y medio, ni lo seré. Estoy más cerca de volverme una adulta que de ser la niña que fui hace poco.
Tuve dieciséis años y ya sentía ese adiós a la infancia, pero pasé la prepa entre angustias, desvelos y muchas carcajadas con los mejores amigos que he tenido. Lo que me recuerda que tengo mate reprobada y debería estar estudiando pero 'nah, hay tiempo, somos chavos'.
En fin, entre dormir y no poder he pensando en ese fascinante genero que ronda mi cabeza, que disfruto cada vez que me lo topo en sus distintas presentaciones: Las coming-of-age. El traductor no sabe cómo pasarlo al español y es que realmente no hay un equivalente en español, pero se les suele llamar "películas de iniciación" y su equivalente literario es el bildungsroman --otro al que soy asidua desde que conocí a Holden Caulfield y Huck Finn--.
Me vino a la mente que mi inconsciente fascinación por este género comenzó con Super8, la película de J.J. Abrams que se estrenó en el verano del 2011, justamente cuanto tenía deiciséis años.



Super 8 es la historia de un grupo de niños de unos ¿13, 14? años que quieren vivir un verano inolvidable en un pequeño pueblo en el que nunca pasa nada, y por consiguiente, algo más grande lo que imaginamos terminará ocurriendo. No soy fan de la ciencia ficción ni de los extraterrestres, y sí, hay buenas cosas que los 80's nos dejaron pero no es una época a la que preste especial interés, pero eso poco importa ya que aquellos son elementos que se usan como excusas para contar una historia mayor: este grupo de niños mezclando sus visiones infantiles con la del mundo adulto que los rodea, que poco o mucho les corrompe y arrebata la inocencia. Es el darse cuenta de los secretos, mentiras y hasta la hipocresía que les rodea, del conflicto padre-hijo, la pérdida de un ser querido y también, el descubrir el primer amor con cierta torpeza (y además Joel Courtney es una mona de timidez, que hace muy buena pareja con Elle Fanning). Viene incluída la amistad puesta a prueba y algunos estereotipos de púberes manejadas de forma excelente y que nos hacen reír de verdad como no siempre es fácil: Ryan Lee en el papel de Carey, el güerito molestón tiene gran carisma y le da un plus a la trama. 






A partir de este filme es que--tras varios meses de obsesión del cuál mi tumblr es testigo--comencé a explorar sin querer más del género: desde Los 400 golpes (para los días de intelectualidad) hasta Los Goonies (cuando sólo necesitas una buena aventura) y muchas en medio de esa, me doy cuenta de que así como algunos se decantan por las pelis de superhéroes o las de ciencia ficción, a mi me encanta ver a adolescentes o niños poner un pie en el mundo adulto y, per se, no volver a ser los mismos que eran antes.

Muchas películas son consideras por los expertos, sí es que los hay, como coming of age y de algunas, pienso que son una degradación para el género, ejemplo: American Pie. Que sí, me desternilla de risa pero, después de ver a unos emotivos chicos en Stand by me o un grupo de huérfanos en Les Choristes se me hace que queda en lo cómico pero no en lo coming, no sólo porque los chicos se acuestan con alguien y existe ese 'cambio' se me hace razón suficiente para meterlas en el género. En fin, eso quedará a discusión: ¿es necesario ser un tanto cursi/sentimental para ser coming-of-age?


Sólo sé que es necesario que los protagonistas vean el mundo de forma diferente, que sean conscientes de ello, que un poco de su infancia muera, que un cambio ocurra, que se pierda algo pero se gane otra cosa. 
Por ejemplo, en Stand by me (spoiler alert) es casi tan trágico saber que esa entrañable amistad entre los 4 se disolvió con el paso a la secundaria como que el personaje de River Phoenix muere a los cuarenta y tantos. Sin embargo esas lineas finales son geniales "nunca volví a tener amigos como los que tuve a los 12 años ¿quién los vuelve a tener?"

¿Pero son siempre las coming-of-age conmovedoras, tiernas, exaltando lo que fue y ya no es, o sea, la inocencia de la niñez? Si le pregunta a los nouvelle-vagueros o post nouvelle-vagueros (¿existe ese término?) la respuestas es no.Digo, si en las coming-of-age entran películas como La infancia desnuda, Mes petites amourouses, Kes (ok, esta es británica, pero tampoco es especialemente alentadora), o El soplo al corazón, es claro que la infancia como estado idílico o lleno de aventuras es un mito. Lo es para la clase social trabajadora--y en el caso de El soplo al corazón, muestran que no todo es color de rosa para la burgesa--y sus niños, que se ven arrebatados de la infancia a temprana edad por la necesidad, el hambre, la orfandad y muchas otras cosas. Películas excelentes y que me fascinan, pero nada que ver con la aventura veraniega que puede ser Super 8, ni con la ternura de un primer amor adolescente (y para mi algo ñoño) de Sixteen Candles.




Y bueno, para terminar esto creo que todos los que ya hayamos o estemos dejando la adolescencia, nos podremos identificar con alguna coming-of-age, o no. 
En mi caso sé que mi coming-of-age fue a los catorce años, en un verano igual que el que protagonizan Joel Courtney y Elle Fanning, con un poco de lo de Mes Petites Amourouses
Fue el verano en el que me enamoré por vez primera. En una ciudad en la que nunca pasa nada. No me refiero a que alguien simplemente me gustara, si no a amor de ese que crees que es el verdadero, el último, no sé...fue la combinación entre dejar de ser tan 'inocente' y a la vez serlo tremendamente. Sé que para él fue igual, aunque le cueste admitirlo.
Es ese amor que siempre me acompañará, el que hizo que mi corazón pasara de un estado de somnolencia a descubrir lo que ahora sé pero que para todos ha sido nuevo en algún momento de nuestras vidas.
Dos adolescentes besándose y metiéndose la lengua hasta el fondo de la garganta. También me recuerda a A Swedish Love Story.


Ahora lo veo como un bonito recuerdo, pero fue también como la primera desilusión, el primer corazón roto, el saber que desafortunadamente las películas no muestran lo que ocurre tras el final feliz (no las americanas). Como quiera, yo crecí y ahora pasa a ser anécdota. 
Creo que sería un buen guión si lo trabajara.
Si, la coming-of-age es eso. Perder algo pero también ganar otra cosa. No hay vuelta atrás. Es que una parte de tu niñez muera al poner por vez primera un pie en el mundo de los adultos.

15 comentarios:

  1. ¡Hola! A mi me encanta la película de Super 8, sobretodo porque además me encantan las películas de ciencia-ficción!

    Debo decir que no conocía eso de la "coming-of-age", bueno, más que nada no sabía que se llamaba así. Con todo lo que has contado sobre el género la verdad es que me ha hecho recordar a la película "Cielo de Octubre" del año 1999 y basada en hechos reales; en la cual cuenta la historia de un chico llamado Homer que arriesga todo para poder cumplir su sueño (que es construir un cohete). Si no la has visto te recomiendo que la veas, para mi, es de las mejores películas que he visto. Además aunque no es muy conocida, ha tenido muchísimas buenas críticas!

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada! no sabía que este género se denominaba así. besos

    ResponderEliminar
  3. Pues no la he visto, pero ahora que me la has recordado espero verla pronto.
    La vida es toda una 'película' a esas edades tempranas eh?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pues parece que tampoco me disgustan este tipo de historias; varias películas de las que has mencionado no me importaría verlas. Ahora estoy leyendo Peter Pan, que también recuerda un poco a una novela de iniciación (al menos a mí, por lo que has contado). :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Son buenas historias..reconozco que alguna vez tuve prejuicios sobre ese tipo de películas, pero después de ver algunas de ellas, siento que tienen algo que entregar...
    Quizás causan nostalgia al verse uno reflejado en cierto grado, no lo sé, pero aveces cuando me topo en el cable con alguna de esas películas, las veo :)
    Hay una de ellas, que vi hace un par de me atrás, es antigua, no recuerdo el titulo, pero actuaba Reese Witherpoon siendo niña..me encantó
    Bendiciones
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  6. A mi me gusta mucho "El club de los cinco" y también en su vertiente más gamberra "Todo en un día", aunque si se pone uno nostálgico puede revisar "Verano del 42".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Auper interesante la entrada, como dice Sabiela, no sabía que el género se le denominaba asi!! :O Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Tu nueva cabecera es una nueva diosada. Dicho esto, a mí también me gustan mucho este tipo de pelis. De este año tienes "Mud" y "The way way back" de este estilo, he visto ambas y aunque la segunda me decepcionó tiene algunas cosillas salvables (¡sale Ram Rockwell!). También hay una, "Kings of summer", que no he podido ver pero que por el tráiler tiene que estar bastante bien.

    ResponderEliminar
  9. ¡Me encantó Super 8! Es tan completa: emotiva, romántica, divertida, entrañable como ella sola. La adoro

    ResponderEliminar
  10. La película de Super 8 me encantó. La verdad es que me entretuvo mucho y no me esperaba tanto de ella! Un beso cielo! Pásate por favor
    PD: he vuelto:

    ResponderEliminar
  11. Super 8 me resultó muy divertida. Es la única que he visto de las que mencionas. En literatura ando un poco más puesta y por decir un libro de "iniciación" que me ha impresionado te mencionaría The catcher in the rye. Genial! Lo has leído? Te lo recomiendo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  12. Bueno soy alguien mas que no tenia ni idea que este genero se denominara asi!!
    me gusto la entrada, muy amplia y compleja!!
    Los Goonies, el club de los cinco, son mis preferidos!!
    con cariño: http://theperfectmanualforaudacity.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado mucho esta entrada, no me había dado cuenta que también me gustan las historia coming age (digo historias, porque me pasa tanto con películas como con libros). Creo que el paso de adolescente/niño a adulto es muy importante en la vida de una persona y por eso me atraen mucho. Adoro Super 8, Los Goonies y Los chicos del coro y me he apuntado algunas de tus recomendaciones.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D