19 may. 2016

Mi sentido de la vida


One of the most meaningful things we can do is to serve other people, to try to improve their lives, either by alleviating sources of suffering or else by generating new sources of pleasure. So we might be working as cardiac surgeons and aware every day of the meaning of our jobs or else be in a company that’s making a modest but real difference to people’s lives by helping them get a better night’s sleep, finding their keys or thrilling them aesthetically with elegant furniture or harmonious tunes. Or else our service might be to friends or our own families, or perhaps the earth itself. We’re often told to think of ourselves as inherently selfish. But some of the most meaningful moments come when we transcend our egos and put ourselves at the service of others – or the planet. One should add that in order for service to feel meaningful, it has to be in synch with our native, sincere interests. Not everyone will find medicine or social work, ballet or graphic design meaningful. It’s a case of knowing enough about ourselves to find our particular path to service.         
 --- The School of Life 
Justamente escribía en la otra
entrada sobre qué hacer con nuestras (mi) vida y sobre cómo había llegado a la conclusión, después de ver varias TEDtalks, videos de John Green, The School of Life, y documentales sobre la educación en Finlandia, que nos debemos dedicar a algo que ayude a otros...y muchos pensarán que la respuesta obvio sería el convertirnos en doctores y salvar vidas todos los días, pero la verdad es que hay muchas cosas que podemos hacer para que esta gran experiencia colectiva que llamamos vida sea llevadera. En esto pensaba yo, que estudio Letras y que llevo muchas materias de Teoría Literaria, algo que antes de la carrera me intrigaba. Aún lo hace claro, y son piezas angulares en los análisis y todo, pero reflexionaba sobre teorías como las de Propp y Jakobson y me pregunté si mi vida la quería enfocar a eso y creo que no. Me encanta la literatura, pero quisiera ver que mis acciones o lo que hago para tener dinero y vivir no se queda solo en mi o en unos cuantos doctos de las letras, y que trasciende a cosas más practicas. No digo que no me dedicaré a las letras, ni a estudiar a los Románticos o a Virginia Woolf, pero también quiero darle algo bonito al mundo. Y es que ahí está el detalle: tienes que encontrar algo que te guste pero que también ayude a otros. Creo que ese es el secreto para amar un trabajo o profesión, tú debes estar convencido de el impacto que tiene en las vidas de otros.

Claro que al no saber esto o no tenerlo claro estuve perdida mucho tiempo, aunque ahora que lo sé, me siento mejor respecto a decidir qué hacer con mi vida. Sé que algo que me encantaría sería estar en el campo de la educación y lograr un cambio en el sistema educativo, pues en México y casi todo el mundo nos enfocamos en (mal) enseñar matemáticas y español pero no se le despierta a los alumnos el amor por el conocimiento, o pocas veces se logra. También creo que pasamos muchas horas en la escuela y queda poco tiempo para que los niños sean niños y jueguen, o los adolescentes exploren qué les gusta...de por sí, el camino del descubrimiento es MUY turbio, para todos, e incluso a mis 21 y con ciertas cosas claras, debo decir que no ha sido sencillo, pero creo que podríamos hacer a una mejor humanidad si la enseñamos a ser mejor.



Aunque claro, por fin comprendo que querer escribir y querer contar historias no es ni tonto, ni meaningless, como muchas veces me dije a mi misma: "Esto no ayuda a la humanidad, el arte no es útil ni sirve ni nada". No sé si me decía eso porque lo creía o porque el mundo me hizo creerlo. Ahora creo que, contrario a todo, el arte es necesario para muchos. El arte es un pilar para muchos, ayuda a vivir, ayuda a no volvernos locos y a saber que no estamos solos. 
Justo tras un año difícil, como les digo, por tener depresión, bueno, estaba en un mal momento... si hubo algo que me ayudo a continuar, fue el arte. Había otros artistas que también sufrían y escribían sobre eso, había quienes daban esperanza, habían quienes eran honestos y al expresar lo que pensaban, reconfortaban mi soledad...las letras de canciones, fotos, textos, dibujos...supe que al menos no estaba sola, y eso y la ayuda de otras cosas me permitieron salir adelante y a estar en donde ahora estoy...en el lugar de querer ayudar a otros, de hacer la diferencia y claro, de querer vivir una vida feliz. No digo que no volveré a tomar cerveza nunca o cometer una locura al estar tomada, sólo que no lo haré para olvidarme o intentar calmar el dolor, si no porque creo que es divertido y parte de ser joven.
Seré honesta: saberlo es la primera parte. Ahora viene lo segundo y que también es parte de aprender: poner en orden ciertas cosas, tener la disciplina de trabajar para que los sueños y las metas se cumplan, but so far...por primera vez en mi vida creo que sé que puedo lograrlo.
Ahora, hay una lista de libros que deseo leer (años que no decía eso) para comprender la vida, jaja, ponerme al corriente con ciertos temas que tal vez he dejado de lado y no debería. Después escribiré sobre esto. Por el momento, esto es lo que pensado hoy:
be patient, be balanced, be kind.

It's so difficult not to feel the pain
it is part of what makes us human
but, oh, so weirdly, pain can lead us to happiness....

1 comentario:

  1. ¡Hola! Me alegra mucho que vuelvas a publicar. Te envío todas mis buenas vibras, en verdad; admiro mucho tu manera de escribir porque verdaderamente logras que el lector sienta y reflexione sobre tu mensaje. Y sobre el arte del que hablabas en el post anterior, yo opino que tú eres parte de él. Y lo necesitamos, necesitamos personas sensibles, personas a las que les interese el bienestar de los demás, personas que amen no sólo el obtener conocimiento, sino obtener de él la sabiduría, y con esto, claro, personas interesadas en lograr que esto se transmita. Creo que uno de los vicios más grandes del sistema educativo de aquí, de México, es que el área de las artes y de las humanidades está llena de prejuicios, como el de que te mueres de hambre, que es para vagos o que no sirve para nada, y en las escuelas primarias, por ejemplo, no se nos inculca el amor al arte y al pensamiento. ¿Por qué el arte es tan importante? A mi parecer, porque es la manifestación de nuestro caracter racional, emocional, visceral y de todo lo que conlleva ser una persona. El arte es como un reflejo de nuestra humanidad. Y es ésta humanidad en la que podemos tener fe, en lo más natural, en lo más puro, en lo más auténtico.
    En unos meses entraré a la universidad con la carrera de Lengua y Literatura Hispánica, y también quisiera dedicarme en algún futuro a la educación. Espero que seamos la generación que haga un cambio en este sistema; sinceramente creo que el arte y la educación son los caminos que tenemos hacia una realidad mejor.
    Gracias por leerme,te mando un gran abrazo :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D