24 nov. 2016

Actualizaciones del blog y de la vida 2

Mientras escribo estas líneas sólo pienso en que
debería estar contestando un examen de literatura Medieval... ay amigos, ¡cómo pasa el tiempo! Este blog lo comencé cuando iba en la prepa para olvidarme de mis horribles torturas con materias como física y matemáticas, a las que nada más no comprendía. Leer fue mi escape y desastres, fue un mundo maravilloso que redescubrí, pues en mi adolescencia dejé los libros más o menos arrumbados. Justo vi un post donde avisaba que cerraba el blog unas semanas porque tenía exámenes finales de la preparatoria... y ahora, pues estoy ya en la recta final de mi carrera universitaria. El próximo año es el último de cuatro años estudiando ¡Letras!
Al final, no se cuando influyó este blog en esa decisión, pero sí se que es una carrera que me ha hecho feliz y me ha dado oportunidad de conocer mucho, de visitar Inglaterra (un país que siempre amé) y si todo sale bien, próximamente China, Oslo y Edimburgo (Edimburgo por segunda vez, jojo, la literatura ya me llevó allí un día)


En fin, lo que quiero decir es que este blog se fue por las ramas. Era originalmente un blog para reseñar libros, y libros clásicos. En parte, porque un día, a mis diecisiete años me di cuenta de qué ignorante era (bueno, ahora sé que de hecho es normal no haber leído a James Joyce o Flaubert a los diecisiete) y porque leer fue una especie de retro intelectual para mí. Después, las películas y cuanto me gustaban me hicieron escribir sobre ellas también.
Poco a poco, y conforme mi vida universitaria se volvió más complicada escribía menos y ya sin entusiasmo. Definitivamente abandoné el blog un tiempo y después volví. Me dio mucho gusto ver que aun contaba (cuento) con lectores, y sinceramente, este blog ya es una parte de mi historia, así que no pienso borrarlo... si puedo, volveré a escribir reseñas de libros (No sé si de libros medievales, que aunque me encantan, es un poco difícil comentarlos)
Ultimamente escribí mucho sobre la vida, lo que pensaba... obviamente a los 21 (casi 22) no piensas igual que los 17, y también vives muchas cosas que te cambian la forma de ver las cosas, de verte a ti misma... he estado feliz, triste, desesperada. No voy a mentir, creo que incluso sufrí depresión durante algún tiempo (no es tan raro como creen). Igual me iba de fiesta cada fin de semana, el alcohol y las drogas fueron cosas que ocurrieron y ocurren (tampoco se espanten, todos lo hacen(mos) en la universidad)... igual fui sintiendo hoyos en el alma, recordando cosas que no quería recordar, pensando en por qué estábamos aquí, qué era la vida...lo que me hacia feliz antes ya no lo hacia tanto ahora.

En parte creo que fue bueno, creo que me quite una máscara, la máscara de la "Fantástica Señorita" que por un buen rato se derrumbaba y se sentía sola y tristísima. Igual, en ese camino oscuro encontré buenos amigos, personas hermosas.
Hoy les digo que no todo es perfecto, pero tampoco todo es desesperanzador. Ha pasado tanto, pero qué gusto que sigamos aquí.
Así que, en conclusión, creo que este es de los últimos escritos "confesionales" que haré. Volveré a las reseñas, poco a poco iré figurando qué hacer una vez que me gradué (¡sé que quiero algo relacionado con los libros!), creo que ahora incluiré la sección de "Viajes", pues me hace ilusión conocer el mundo y claro, sin dejar de lado la perspectiva literaria (Falta el post de mi viaje a Irlanda y mi encuentro con la estatua de Wilde, ¡les prometo que pronto la subo!)
Pero bueno, en sí, eso: reseñar libros y poner este blog bonito, otra vez. Muchas gracias a todos por seguirme y aguantarme.  Y creo que también haré reseñitas de anime, jiji.

1 comentario:

  1. Eloisa, me da muchísimo gusto saber que volverás a las reseñas y todo, porque tu blog es realmente genial. Hace como un año lo encontré al buscar en Internet información sobre una pintura que había visto en el museo Soumaya y que me encantó, de un artista noruego cuyo nombre no recuerdo. Sólo aquí encontré lo que buscaba, y compartía lo que decías al respecto de la obra n.n Fui viendo más de tu blog y me fascinó, creé una cuenta de blogger, te seguí y, si bien no subías reseñas nuevas a menudo, era divertido husmear en las anteriores. Me inspiraste a leer "El guardián en el centeno", que disfruté inmensamente, y también a crear mi propio blog. Sólo tiene dos entradas, pero sería un honor que lo visitaras y me dijeras qué piensas al respecto.
    Saludos n.n

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D