16 may. 2013

Reseña: Matar a un ruiseñor - Harper Lee


  
Éste libro, escrito por Harper Lee y publicado en los sesentas, ganó el Premio Pullitzer en 1961. Es el único libro que se le conoce, pero si vas a escribir un libro qué mejor que hacer un clásico de la literatura americana moderna.

El libro nos transporta al condado de Maycomb en los años treinta, dejándonos escuchar la voz de Scout a la vez que ella intenta explicar cómo es que su hermano Jem se rompió el brazo.

Harper Lee se inspiró en su infancia para retratarnos una parte del sur de Estados Unidos, en donde aún quedaba el fantasma de la esclavitud en la gente adulto y anciana, por lo que el racismo estaba a la orden del día.
Pese a que la gente de color era libre, aún eran segregados socialmente, no podían asistir a las mismas iglesias que los blancos, ni vivir en los mismos barrios ni ir a la escuela a aprender a leer, escribir o tener algo de conocimiento general.
Sin embargo, Lee sabe muy bien no llenar de la carga social la historia y se centra en el mundo tal y como lo ve una niña por lo que puede meter muchas anécdotas divertidas que hacen la lectura súper entretenida.
El relato abarca unos cuantos años en su vida, cuando su padre debe defender a un negro que es acusado de violar a una muchacha blanca.
Comienza relatandonos cuando ella conoce a un chico que esta de visita por vacaciones de verano: Dil. Éste personaje está inspirado en Truman Capote, amigo de la infancia de Harper Lee.
Dil, Jem y Scaut se hace fácilmente amigos y juegan a representar sus obras favoritas hasta el cansancio. Su imaginación de niños los hace contar historias sobre una casa vieja en el condado, en donde vive un muchacho que nunca han visto salir.
La casa es un misterio en si, nadie sabe nada sobre sus dueños y se dice que hay fantasmas habitándola y secuestrando a quien ose cruzar el patio.
Todo esto me hizo recordar esas historias de terror que tanto te cuentan de niño, que te hacen querer ver apariciones y espíritus chocarreros.
Sin embargo, la psicología de los personajes va evolucionando conforme crecen.
Scout se da cuenta de como su hermano Jem comienza a pasar a la adolescencia, un poco de los conflictos que él tiene al saber que su padre lleva un caso difícil: el de defender a un negro en la corte, de querer ser un hombre fuerte, alto y quedando bien con sus amigos --por lo que de distancia un poco de su hermana cuando están en público.
El relato esta lleno de creencias, maneras de hablar y pensar y cotidianidad del sur. Se maneja mucho la forma en que el estatus social estaba dado por el apellido y la familia de la que venías, lo que da pie a que se nos cuenten muchos detalles de la vida en aquellos años.
El ambiente, siempre caluroso y como un eterno verano te hace sentir parte del clan
de niños jugando a espiar la casa encantada.
Jem, Scout y Dill, en la película de 1962
Es un libro maravilloso, que cuestiona a la sociedad estadounidense y nos hace reflexionar sobre esa lucha por la igualdad que se ha venido dando desde que el país se fundó. Nos muestra esas contradicciones del mundo adulto, la diversión, la impotencia y la injusticia que eran parte de la vida diaria de aquellos años.

Es entretenida pero aún así nos deja muy buenas reflexiones, me gustó muchísimo y les recomiendo que lo lean en cuanto puedan.


12 comentarios:

  1. Tiene una pinta excelente, merecerá la pena leerlo:))

    ResponderEliminar
  2. Siempre quise leerlo, pero los clásicos no son lo mío u_u quizás le de una oportunidad después de esta reseña tan tierna :3
    Un beso ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta tan bien contado que no siquiera parece un clásico, seguro lo disfrutas! Saludos :)

      Eliminar
  3. Uno de los (muchos) clásicos que tengo pendientes. Y con muchas ganas de leerlo! No he visto la película porque primero iré a por el libro.
    Acabo de descubrir tu rincón, veo que es muy nuevo, como el mío! me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que por el titulo el libro me sonaba, pero no sabia de que trataba y desde luego me gustaría leerlo... Suelen interesarme estos temas.
    Besos grandes :3

    ResponderEliminar
  5. Este libro es uno de los que tengo que terminar de leer

    ResponderEliminar
  6. Me pasa como a algún otro, que conocía el título pero no el tema, parece muy interesante! tendré que apuntarlo en la lista de lecturas pendientes! además estoy muy centrada en lecturas inglesas, habrá que darle una oportunidad a los americanos también :)

    ResponderEliminar
  7. Después tienes la película, yo la vi, el libro no llegué a leerlo, ahora mismo estoy con filosofía y... bueno, me queda bastante por leer xD
    La pelicula es genial, además, tiene ese tipo de... maldad buena que había antes en las pelis antiguas, en donde el malo nunca era malo de verdad, y el bueno, bueno, el bueno sí que lo era, era un trozo de pan.
    Son ese tipo de películas que reconstituyen el alma :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En definitiva esta en mi lista de pelis pendientes! Jeje muero por ver a Scout en acción! Saludos

      Eliminar
  8. Muy linda tu reseña, la verdad que es un libro espectacular. A mí me trajo mucha nostalgia y recuerdos de mi infancia y me hizo reflexionar mucho. Me gustó tu blog :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D