14 may. 2013

Reseña: Oliver Twist - Charles Dickens

Título original: Oliver Twist
Autor: Charles Dickens
Año de publicación: 1838

En Navidad recibí como regalo este libro del que había escuchado mucho, incluso sabía de la película pero no había visto más que una parte. Me daba curiosidad leerlo y saber por qué era tan famoso, pero cuando lo comencé no tenía idea de la genial aventura que estaba a punto de vivir...

Este es un libro que me cautivó desde la primera página, en seguida terminé el primer capítulo quise saber que más ocurría por lo que leí el libro rapidísimo.


Charles Dickens, con su impecable pluma, nos mete en el mundo de los bajos fondos del Londres victoriano; el mundo en el que nuestro héroe, Oliver Twist, se ve en vuelto.
Dickens nos hace bellas y a veces estrujantes descripciones de la vida tan dura que en aquellos años azotó a la niñez. Es común escuchar una frase respecto a la Época victoriana "I see children but I see not childhood" (Veo niños, pero no veo infancia, traducida literalmente.) Con este libro, entendemos mucho mejor a lo que se referían con esas líneas.
Cada una de sus palabras te hace sentir como un inglés del siglo XIX, recorriendo las calles sucias y llenas de miseria de Londres, escondiéndote tras el famoso reloj londinense para escuchar oscuros secretos, huyendo de villanos y respirando pestilencia por doquier.

La película de Romans Polanski
Los personajes no son menos entrañables, si bien es una de las novelas más criticadas de Dickens por éste mismo aspecto, en el gusto de las personas puede que de todas sus novelas, ésta tenga alguno de los personajes más queridos de la literatura --tal vez sólo superados por el señor Scrooge--.

Primero, esta Oliver, el huérfano bondoso e incorruptible, que te conmueve cuando lees sus desventuras, pues es el indefenso y digámoslo llanamente "adorable." Es un personaje lleno de tristeza e inocencia,que vive en mundo lleno de maldad y seres retorcidos. La virtud de Oliver es que pese a todo, nunca deja de ser bueno. Otra cosa importante es la extrema educación que a veces parece poseer, aunque la razón de esto puede ser ese "Twist" que se da en su vida al final de la novela.

Luego están Jack Dawkins, mejor conocido como The Artful Dodger (El Truhán). Él también es un huérfano, con sorprendentes habilidades para sobrevivir en las calles de Londres y con una afición especial por robar pañuelos y relojes. Es el jefe de una panda de ladrones por su habilidad de ladronzuelo, lo que la ha dado su apodo. Pese a todo, es muy frío y distante con todos; la única persona con la que parece tener una relación cercana es con Charlye Bates y con Faggin, que llega a ser casi como una figura paternal para él.

Oliver y la pandilla de ladrones
Respecto a Charley Bates, a mi es el personaje que más me gustó de todos. Muchas veces su aparición en la novela suele ser subestimada, aunque a mi me parece clave para darle incluso más emoción a los hechos. A diferencia del Dodger, Charley es alegre, bromista y de risa fácil; se burla mucho de Oliver y a él su situación de orfandad y miseria parece no serle una gran molestia. Esa actitud relajada contrasta con la de su mejor amigo, Jack Dawkins, a quién se le describe con ser más parecido a un caballero inglés que a un niño de 12 años lo que me parece es la combinación perfecta para un dúo genial.

Tambien tenemos a Faggin. Un personaje ciertamente complejo, excelentemente descrito pues aunque sabemos de ante mano que es malo y egoista, los diálogos que tiene con los otros personajes lo hacen parecer bueno, generoso e incluso, una mano amiga y bondadosa dentre de ese horrible medio.

Nancy, es una prostituta, pero a diferencia de sus camaradas, ella está consciente de la mala vida que ha llevado desde muy chica y le hubiese gustado tener una oportunidad de ser diferente. Esto la hace sentir cariño por Oliver, al verlo tan solo e indefenso en el mundo, pese a todo, no debe olvidar de qué lado está.


Todos estos ingredientes tienen lo necesario para un climax genial. A parte de éstos, hay muchísimos otros personajes, cada uno con su personalidad y representando diferentes clases sociales, oficios, formas de pensar y actuar de la época: está el Bedel de la Iglesia, la matrona que trae al mundo a Oliver, Bill Sikes, Noah Claypole, Mr. Bronlow y Rose, los personajes "buenos" así como otros tantos sirvientes, deshollinadores, muchachos y muchachas buscando hacer su fortuna en Londres.

Es un libro fantástico por donde se le mire, el desenlace de los hechos --si bien, se viene perfilando desde la mitad de la historia--no deja de sorprender y dejarte un excelente sabor de boca.
Los diálogos son de lo mejor, pues Dickens sabía mucha jerga de las clases bajas victorianas por sus experiencias infantiles.

Esta es una de las primeras obras consideradas de denuncia social, y con un niño como protagonista, Dickens toma esos elementos y los desarrolla de una manera estupenda. Es un tanto divertida, con drama, tragedia, angustia, comicidad, amor y te mantiene al filo al final de cada capítulo.
Al final, Dickens intenta hacer una reflexión sobre como es posible mantener a la bondad pese al medio en el que uno se encuentre envuelto y el de cómo, aunque hayamos crecido en circunstancias erróneas, podemos enmendarnos y hacerlo lo correcto cómo ocurre con Nancy y Charley Bates al final del libro.

Ya se ha convertido en una de mis lecturas favoritas y me parece, la mejor forma de conocer a Dickens.




5 comentarios:

  1. Dickens es uno de mis escritores favoritos!! y es imposible no emocionarse leyendo las aventuras (y desventuras) de Oliver, es un personaje tan tierno! hay momentos de pasarlo realmente mal con él, porque Dickens tiene esa capacidad de transmitir que te metes tanto en su historia!

    Has leído 'Historia de dos ciudades'? si tienes oportunidad no la dejes pasar porque te encantará!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Historia de dos ciudades es una de las mejores historias de amor, me parece que el sacrifico final es hermoso aunque triste.
      Saludos

      Eliminar
  2. De dickens sólo he leído Grandes Esperanzas y me cautivó por completo <3 Espero poder leer pronto David Copperfield, aunque lo he visto en la edición Alba Minus y es un señor tocho jajaja

    Oliver Twist es uno de los que menos me llama, vete tu a saber por qué :O Quizás porque lo veo un poco infantil... Pero lo dejas tan bien que he ido corriendo a mi librería a ver si tenía algún ejemplar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creeme es una aventura genial con un final sorprendete y en seguida le agarras cariño a Oliver! ;D

      David Copperfield me parece menos divertida aunque tiene algunos personajes que son muy buenos

      Eliminar
  3. Hola! qué bonito el blog! me encanta el fondo de animalillos!
    Sobre Oliver Twist, coincido contigo en que Oliver es entrañable, y Dickens nos mete de lleno en esa época. A mí me encantó y aunque lo leí hace un par de meses todavía me acuerdo mucho de él.
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D