9 dic. 2013

Reseña: Michael, crónica de una obsesión - Markus Schleinzer

Título Original: Michael
Director: Markus Schleinzer
País: Austria
Idioma: Alemán
Año: 2011
Reparto: Michael Fuith (Michael), David Rauchenberger (Wolfgang), Christine Kain (Madre), Ursula Strauss (Hermana).

Estrujante, estremecedora, real. Es cine duro, en el sentido del tema que trata, pero accesible a todos, mostrando una cruda y perturbadora realidad. La recomiendo ampliamente.
Nos habla sobre la vida diaria de Michael, quien tiene a un niño de diez años secuestrado en su sótano y la vida diaria de éste hombre.

A simple vista pareciera aburrida, con la rutina de Michael, divida entre el trabajo y las solitarias cenas frente a su televisor. Pero el secreto que guarda es lo que realmente pone al espectador en guardia, creando el rechazo inmediato a lo que sólo tiene un nombre: un monstruo.


Michael no nos explica a su personaje, ni cómo llego a aquél estado de cometer un crimen tan innimaginable para muchos, es más bien una ventana a una vida perturbada y perturbadora. Es ver la relación entre padre-hijo/secuestrador-secuestrado entre Michael y Wolfgang, el niño de 10 años a quién tiene atrapado.

La película en ningún momento tiene escenas morbososas, de desnudos ni de maltrato al pequeño. Tan sólo percibimos el comportamiento anormal pero pasable, de Michael en su entorno social y la desesperación silenciosa de Wolfgang.


Me ha encantado el manejo del director en cuánto a la relación de Michael y Wolfgang, que tan sólo refiere sutilmente como la de un pedófilo abusando de un niño, sin realmente mostrar nada con el lente. Michael es, como mencione, extraño e idescifrable. Imposible no sentirse incómodo mientras se le ve en un viaje de negocios o con sus familiares. 

El final demuestra que Schleinzer gusta de jugar con la imaginación del espectador, dejando abierta a posibilidades lo que ha sido del raptor y el secuestrado, tras el desenlace de los eventos que van ocurriendo durante la cinta.

5/5

4 comentarios:

  1. Ufff, fijate que este tema, con niños de por medio... me suele dar repelús y suelo evitarlo. Pero algo en tu comentario me invita a arriesgarme con la pelicula, de la que tomo buena nota.

    Muchas gracias. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Wao, excelente película. No la he visto, pero se ve genial. No sé, este tipo de temas me dan como cosita y así, pero son temas fuertes que a cualquiera le llama atención. Si dices que no tiene escenas morbosas me animo a verla:).
    Excelente reseña.
    Besos♥
    Desde: http://locurasdeunaespecial.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Apuntada queda. El que no tenga escenas morbosas y especialmente crueles es lo que me hace decidirme. De otro modo. con niños por medio, no podría. A ver si consigo verla...
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Voy a buscarla a ver si la veo esta tarde, quiero comprender porque hizo lo que hizo, si en la película no lo explica al menos quisiera sacar yo una conclusión, quizás Michael se sentía demasiado solo y estaba loco el tipo este.
    Besos ♥

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Encantada pasaré a visitar tu blog :D